Transformación de la Orinoquia y la economía colombiana

Hace más de cuatro años los dos tuvimos el honor de ser parte de una reunión de alto nivel convocada por el presidente Juan Manuel Santos para poner en acción un plan de desarrollo sostenible y transformación de la economía de la región Colombiana de la Orinoquia y, por ende, ayudar a la nación a progresar.
Estuvieron sentados con nosotros en la mesa representantes del gobierno colombiano, un equipo de la Universidad de Purdue ubicada en Indiana (Estados Unidos), liderado por su Presidente Mitch Daniels; miembros del Departamento Nacional de Planeación, los ministros colombianos de Agricultura, Educación y Hacienda, así como presidentes de compañías, rectores de universidades y líderes distritales.
Los colombianos siempre han creído que la Orinoquia tiene los recursos naturales y la belleza para transformarse en una región próspera a través de la agricultura productiva y sostenible y el ecoturismo, lo cual elevaría la prosperidad para toda Colombia.
La Universidad de Purdue comparte esta visión y ha estado involucrada en iniciativas colaborativas de desarrollo económico sostenible en Colombia por muchos años. El relacionamiento entre Purdue y Colombia comenzó formalmente en el 2010 con el acuerdo con el gobierno colombiano, el cual se ha expandido desde entonces para incluir todos los actores más importantes como ministerios, educación superior, empresas del sector privado, organizaciones agrícolas, agricultores y organizaciones no gubernamentales.
La Universidad de los Andes, a través de su Centro de Estudios de la Orinoquia, ha estado altamente involucrada en proyectos afines desde nuestra primera reunión.
Con el prólogo anterior, estamos regresando a sentarnos a la mesa en junio con mucho por discutir sobre la información que se recogió con nuestros asociados colombianos, las herramientas de modelación desarrolladas por los investigadores de Purdue, y las propuestas para poner en práctica, incluyendo cinco proyectos piloto en agricultura y tres turismo en la Orinoquia. (Un resumen de la Iniciativa Orinoquia de Purdue está disponible en la dirección web (www.purdue.edu/colombia/partnerships/orinoquia).
Los investigadores de la Universidad de Purdue de economía agrícola han recolectado información sobre las oportunidades de turismo y agricultura, del mercado laboral, los costos de producción, los rendimientos, los cultivos alternativos y los sistemas de cultivos, y el capital. Los socios colombianos han estudiado las características físicas y biológicas de la Orinoquia.
Hemos desarrollado modelos complementarios de cosechas y semovientes apropiados para las sabanas inundables, la Altillanura y el Piedemonte dentro de cada uno de los departamentos de Arauca, Casanare, Meta, Vichada en la Orinoquía y regiones aledañas.
Además, investigamos la administración de las fincas colombianas e hicimos investigación en la financiación de operaciones y en cómo llevar el producto cosechado a los mercados. Además, desarrollamos modelos individualizados para fincas de pequeña, mediana y gran escala.
Por ejemplo, en el Piedemonte se consideró como referencia una finca pequeña de dos hectáreas de terreno irrigado y quince hectáreas de terreno no irrigado. Nuestro estudio de caso dio como resultado un portafolio de negocios complementarios que incluyen la piña en los terrenos irrigados, y cítricos, acuicultura, mangostino, café y engorde de ganado en los terrenos no irrigados.
Modelo de universidad
Una de las fortalezas que la Universidad de Purdue trae a la mesa es su concepto heredado de ser una universidad “land grant”. La ley por la cual se estableció la universidad land-grant originalmente fue un movimiento para crear un nuevo modelo de universidad, una que tenía como objetivo educar a la clase trabajadora cuando la agricultura se estaba mecanizando y la Revolución Industrial estaba reviviendo en los Estados Unidos.
El sistema de universidades “land grant” estableció programas de extensión, y de apoyo y transferencia de conocimiento a las comunidades con el cual se brinda información práctica agrícola, técnica, comercial y de negocios en los 50 estados.
Hoy, la Universidad de Purdue ha crecido hasta convertirse en una institución de investigación multidisciplinaria con 40.000 estudiantes y con actividades de aprendizaje y compromiso con la comunidad que abarcan todo el mundo. En lo que creemos y lo que hacemos mejor es escuchar las necesidades de las personas y luego aprovechando el conocimiento, la ciencia y la investigación de tal manera que se puedan aplicar con el propósito de mejorar vidas.
Una de las maneras en que Purdue se involucra para atender a las necesidades de los ciudadanos de Indiana es por medio del Servicio Cooperativo de Extensión, un concepto que puede impulsar la próxima fase de la Iniciativa Orinoquia.
Se requiere un mayor relacionamiento entre cultivadores y la comunidad investigadora porque, por ejemplo, el cultivador de marañón en el Vichada no solamente debe ser exitoso en la siembra sino también en transportar y vender su producto. Al mismo tiempo, el que cultiva el marañón debe tener acceso a las nuevas tecnologías y estar bien informado sobre los cultivos alternativos que él puede producir para que pueda recibir mayores ingresos como agricultor.
El operador de “bed and breakfast o posadas” debe no solamente establecer su negocio sino además hacerle mercadeo a nivel nacional e internacional. Los investigadores de hospitalidad y turismo de la Universidad de Purdue están listos para ayudar a agregar valor práctico en la medida en que se trabaje conjuntamente para desarrollar un turismo sostenible en la Orinoquia.
Purdue ve la Iniciativa Orinoquia como un gran obsequio para sus investigadores, como oportunidades únicas para sus estudiantes, como una bienvenida a estudiantes colombianos que quieran estudiar en los Estados Unidos, y como la base para un crecimiento intercultural mutuo.
Hemos construido unos cimientos sólidos de manera colaborativa por parte de todos los involucrados. Es momento de pensar y construir más alto y aplicar la información y el análisis al contexto específico de la Orinoquia - de valorar, demostrar, reportar, mejorar y poner en prácticas nuestros modelos con el objetivo de transformar la región extendida de la Orinoquía.
Nuestra visión colectiva: una Orinoquia con una agricultura prospera, ambientalmente sostenible y orientada al mercado con amplias zonas para actividades únicas de turismo ecológico y cultural

Con la tecnología de Blogger.