Alcaldes de ciudades fronterizas piden declarar emergencia humanitaria

Dada la necesidad de atender de manera urgente a la población del vecino país que ha migrado hacia Colombia, los alcaldes de las ciudades fronterizas le pidieron este martes al Gobierno Nacional flexibilizar el acceso a los recursos de regalías para invertir en la crisis humanitaria.
Al encuentro, que se cumplió este martes en Riohacha, asistieron también Cancillería, Policía, Ejército y miembros de organismos de Naciones Unidas como Acnur, Pnud, OIM.
“Es una situación excepcional en la cual necesitamos medidas excepcionales; es necesario que el Gobierno pueda entender que necesitamos de su apoyo, estamos en ley de garantías y sumidos en la crisis”, dijo el alcalde de Riohacha, Miguel Pugliese, durante la I Cumbre de Alcaldes de Ciudades Fronterizas con Venezuela.
“Se reconoce la crisis, pero no sentimos que el Gobierno Nacional haya entendido el impacto que tiene esta cantidad de personas que están llegando del hermano país”, agregó Gilberto Toro, director de la Federación Colombiana de Municipios. Según Toro, la entrada de venezolanos “afecta los presupuestos municipales”, lo que hace necesario declarar la emergencia. Los alcaldes también solicitan mayor acompañamiento del Gobierno en el manejo de la crisis y un trato con enfoque diferencial.
Según la gobernadora de La Guajira, Tania Buitrago, diariamente ingresan unas 25.000 personas por las diferentes trochas en esa zona de la frontera. Esta cifra ha sido calculada con base en el número de vehículos que transitan por ellas. Buitrago denunció que existe una gran cantidad de niños venezolanos en situación de calle y dijo que espera que el ICBF explique las estrategias para afrontar dicha situación. La mandataria también señaló que unos 9.000 venezolanos han sido atendidos en los hospitales del departamento, generando gastos por 5.800 millones de pesos, de los cuales el Gobierno ha girado 1.066 millones.
Puerto Carreño, Vichada
A su vez, el alcalde de Puerto Carreño, Vichada, Marcos Pérez, dijo que en el 2016 se quedaron a vivir en esa población 1.306 personas y en enero fueron deportados 1.515 extranjeros sin documentación. Pérez solicita el aumento del personal de migración y atención 24 horas. Según el informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la población venezolana que se está quedando en la zona de frontera es la más pobre. Mientras que la oficial de Protección en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Catherine Mina, recomendó llamar a la solidaridad de los Estados, teniendo en cuenta que Colombia forma parte de Plan de acción de Brasil.

Con la tecnología de Blogger.