Capturados en Cumaribo dos venezolanos presuntamente del ELN

Los dos presuntos subversivos fueron detenidos tras un enfrentamiento entre miembros de la guerrilla y la Armada en área rural del municipio de Cumaribo, en Vichada.
Las autoridades de Colombia capturaron a dos ciudadanos venezolanos, uno de ellos menor de edad, señalados de ser guerrilleros del ELN, único grupo guerrillero activo del país y que negocia la paz.
Los dos presuntos rebeldes fueron detenidos tras un enfrentamiento entre miembros del ELN y efectivos de la marina de guerra colombiana en el área rural del municipio de Cumaribo, departamento de Vichada, fronterizo con Venezuela, indicó este miércoles la Fiscalía en un comunicado.
El menor, de 16 años, fue aprehendido luego de que resultara herido en la cara y en las extremidades durante el combate, agregó.
En tanto que el otro venezolano, identificado como Euclides Leonel Arrollo Rincones, y otro supuesto guerrillero colombiano, Javier Moreno Romero, fueron atrapados luego del choque armado, que duró cerca de 20 minutos, añadió.
A los mayores de edad les fueron imputados los delitos de "fabricación, tráfico y porte de armas en concurso de uso de menores en la comisión de delitos, en condición de presuntos integrantes del ELN", explicó la Fiscalía.
Tanto Arrollo como Moreno negaron los cargos y fueron enviados a prisión mientras avanzan las investigaciones. El adolescente, por su parte, quedó a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia.
El gobierno de Juan Manuel Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos 1.500 hombres según cálculos oficiales, instalaron en febrero en Quito diálogos para superar medio siglo de conflicto armado.
Las negociaciones se desarrollan en medio de la conflagración.
Con estos diálogos, Santos busca la "paz completa" tras la firma en noviembre de un acuerdo con las FARC, principal y más antigua guerrilla del continente, en tránsito a la vida civil.
Colombia vive una guerra interna que durante medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con saldo de 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

El Espectador
Con la tecnología de Blogger.