Vichada y Arauca más calientes por el cambio climático

En dos décadas, Vichada y Arauca serán los dos departamentos que más habrán aumentado su temperatura debido al cambio climático en Colombia.
En general, la región de la Orinoquia, que equivale al 22 por ciento del país, va a aumentar su temperatura otros 1,5 °C para el 2040. Este cálculo lo presentaron esta semana Corporinoquia, Cormacarena y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), que elaboraron el Plan Regional Integral de Cambio Climático para la Orinoquia (Pricco).
La proyección es que para esta zona oriental del país, las temperaturas extremas calientes van a ser más frecuentes, mientras que con menos periodicidad se van a presentar eventos fríos críticos.
Por ejemplo, para el departamento de Vichada se prevén aumentos de hasta el 20 por ciento en la probabilidad de días con temperaturas superiores a 38 °C.
En el caso del Meta, el mayor incremento de la temperatura máxima se espera que ocurra en el municipio de Cumaral, con 1,7 ºC. El informe también advierte que se espera que las lluvias disminuyan en los meses entre septiembre y noviembre, especialmente hacia las zonas de Arauca y el norte de Vichada.
“Esta proyección es importante en el contexto agropecuario, puesto que podría ocasionar que la temporada de lluvias finalice de manera más temprana de lo habitual”, explica el documento.
Jeimar Tapasco, investigador sénior del Ciat y coordinador del Pricco, señaló que el escenario es preocupante si se tiene en cuenta que tales variaciones no se vivían antes en la región. “Por ejemplo, el clima que se va a dar en la zona oriental de Vichada no lo ha vivido la región en dos millones de años”, enfatizó.
El plan, además de hacer un análisis detallado a una escala de un kilómetro, también analizó el impacto que el cambio climático tendrá en salud, infraestructura, agricultura y desarrollo urbano, entre otros aspectos.
“En muchas de las áreas más afectadas se están empezando a ver hoy los desarrollos económicos”, agregó Tapasco, al mencionar que se debe buscar un desarrollo sostenible para la región. De hecho, el plan también diseñó medidas para que desde ya los productores de la región empiecen con tareas básicas de adaptación, como la protección de las áreas aledañas a los ríos, restauración de bosques y tratamiento de las islas de calor urbanas.
Se estima que llevar a cabo este plan costaría 152.000 millones de pesos al año, una cifra que podría parecer costosa, pero que solo equivale al 0,3 por ciento del producto interno bruto de la región. La cuenca del Orinoco ha sido reconocida por el Fondo Mundial para la Conservación como uno de los ocho ecosistemas estratégicos de la humanidad.

El Tiempo
Con la tecnología de Blogger.