Continúan los retenes ilegales de la Policía en Puerto Carreño

Retén del 25 de septiembre 2016
En octubre del 2015, Teleorinoco denunció que algunos agentes de la Policía Nacional en Puerto Carreño, Vichada, realizaban retenes sin el lleno de los requisitos legales y puso en conocimiento de las autoridades competentes, sin embargo, un año después, estos hechos continúan repitiéndose y los entes de control hicieron caso omiso a las denuncias.
Los Hechos
De acuerdo a las dos denuncias recibidas por nuestro informativo, el día 25 y 26 de septiembre del 2016 se llevaron a cabo dos retenes de la Policía Nacional, sin el debido proceso y sin cumplir con la normatividad vigente. Uno en la ruta a la virgen y el otro en la calle del Puerto, en el municipio Puerto Carreño, Vichada.
Las imágenes muestran, en el retén del día 25, la presencia de 6 uniformados, dos de ellos realizando retén fuera de la zona prevista para el mismo, bloqueando una calle aledaña la cual no contaba con avisos de retén
Retén del 26 de septiembre 2016
En el segundo retén del 26 de septiembre, solo dos uniformados estaban a cargo del mismo, sin ninguna señalización.
¿Qué dice la normatividad de tránsito sobre los retenes que realiza la Policía Nacional?
Si bien la Policía Nacional está facultada para realizar operativos de control y vigilancia en cualquier parte y hora, los policías de control y vigilancia solamente pueden detener un vehículo para pedir la cédula y tarjeta de propiedad del vehículo, con el propósito de verificar antecedentes. Y si ambos documentos están en regla no puede retener el vehículo. Un policía de control y vigilancia no puede pedir licencia de conducción, certificado técnico-mecánico, SOAT (u otros seguros del automotor) y el conductor tampoco está obligado a mostrárselos. Y es aquí donde se produce la primera ilegalidad de ambos retenes. De acuerdo a las denuncias, los policías de control y vigilancia pidieron la cédula del conductor, la tarjeta de propiedad del vehículo y el SOAT, lo cual evidencia extralimitación de sus facultades.
Es importante aclarar que un agente de tránsito es el único competente para solicitar toda la documentación, siempre y cuando el vehículo esté en movimiento. Si el vehículo está detenido o parqueado no puede pedir ninguna documentación, ya que al momento del pare del vehículo en el retén, y el agente de tránsito llega y hace contacto visual con el conductor, el vehículo está detenido y sin cometer infracción, por tanto ya no es competente para pedir documentos.
Los policías de control y vigilancia tampoco pueden hacer comparendos y si un agente tiene consigo una “partera” o “comparendera”, estará cometiendo un delito. Los únicos policías que pueden hacer comparendos son los de uniforme verde claramente identificado como tránsito y los agentes del Departamento de Tránsito y Transportes de uniforme azul.
¿Cómo deben ser los retenes de la Policía?
Los operativos de la policía deben cumplir con varias especificaciones para constituirse como tal y ser legales. Aquí relacionamos las más relevantes que no cumplen ninguno de los retenes mencionados:
1. El número de agentes mínimo debe ser de ocho (o más). En la primera imagen del retén del 25 de septiembre se muestran solo 6 agentes y en la segunda imagen solo hay dos agentes.
2. Estar claramente señalizado con conos reflectivos, paletas de Pare y tijeras (carteles que avisan sobre el retén). Sobre este punto, tal y como se evidencia en las imágenes, no hay carteles que indiquen la presencia de los dos retenes.
3. Deben estar ubicados en una línea recta y visible a metros, nunca en una curva. Aquí solamente cumple con este punto el retén del día 25 de septiembre y no el del 26 de septiembre, que se encuentra en un punto sin visibilidad (una subida o calle con elevación)
4. Deben tener los técnicos con los debidos equipos para control de alcoholemia y seguridad. Ninguno de los retenes cumple con esta disposición
Por lo anterior, instamos a la ciudadanía a denunciar ante las autoridades competentes en el caso de que detecten un retén de la Policía Nacional que no cumpla con las condiciones antes descritas.
Y si un agente de la Policía le hace un pare dentro de uno de estos retenes (conocidos popularmente como retenes "ilegales o fantasmas"), el ciudadano debe cumplir con la ley y detenerse, ya que la Policía tiene esta potestad (para consultar antecedentes y verificar información), pero como el retén no cumple con los requisitos mínimos exigidos en la norma, entonces no está constituido legalmente, por tanto el ciudadano, eventualmente puede negarse a entregar los documentos que le soliciten.
TeleOrinoco intentó contactar al comando de policía de Puerto Carreño, para que se pronunciara al respecto, y a la Procuraduría General de la Nación, pero no obtuvo respuesta.

TeleOrinoco aclara que las conductas aquí citadas de algunos agentes de Policía y que involucran a sus directivos, no comprometen a toda la Institución. Existen muchos policías que diariamente cumplen con su deber dentro del marco de la ley, y a los cuales este informativo les extiende felicitaciones por su ardua labor en favor de la comunidad.

En la segunda entrega de este artículo publicaremos graves denuncias sobre supuestas irregularidades en las retenciones y decomisos de automotores de origen venezolano, que involucran a algunos funcionarios de la Policía Nacional y DIAN.
Con la tecnología de Blogger.