Un policía con la autoridad de un sacerdote

Por decisión de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan) solo a él se le entrega la carne donada para alimentar a un grupo de abuelos. Por  compromiso con el Ministerio de Educación trabaja en  el programa 'Educación Sexual y Construcción de Ciudadanía'. Por sus estudios es instructor del programa DARE, que aleja a los infantes del mundo de la droga. Y por decisión  propia porta el uniforme institucional desde hace 23 años. Es el agente Dagoberto Durán Villalba, natural de González (Cesar), criado en Cúcuta (Norte de Santander) y adoptado desde hace 22 años por los habitantes del Vichada. "A pesar de haber cumplido el tiempo requerido por la Institución, creo que me falta mucho camino por recorrer.
La verdad, no se me ha pasado por la mente retirarme de mi Policía Nacional. Siento que mi Institución y mi comunidad aún me necesitan y así lo haré hasta que el mando lo disponga". Sin duda alguna, este hombre, casado y con dos hijas, es el policía más apreciado de todo Puerto Carreño. Desde hace 20 años, los padres de familia y los líderes eclesiásticos le confían parte de la formación espiritual de los muchachos.
Parece un sacerdote sin sotana. Se conoce a la perfección el catecismo, al igual que cada oración y cada símbolo de la fe cristiana. Los abuelos más  necesitados lo ven como un protector, como un ángel guardián que los ayuda en su manutención diaria, y la comunidad entera, lo reconoce como un padre ejemplar y un funcionario público de las más excelsas calidades humanas.
Cuando afloran los problemas, los habitantes de la zona saben que el agente Durán es experto en resolución de conflicto. Incluso, ya perdió la cuenta de los niños, niñas y adolescentes que ha formado a través del programa Educación para la Resistencia al Uso y Abuso de las Drogas y la Violencia (DARE), para alejarlos del flagelo de la droga. Por su destacado trabajo ha sido condecorado por la Policía Nacional con la Mención Honorífica por séptima vez. La  Gobernación del Vichada le impuso la medalla 'El Sol Naciente' y la Alcaldía de Puerto Carreño, las medallas 'Pedro María Carreño' y 'Gran Caballero', y la barra 'Honor al Mérito Cívico'. "Por su entereza, ejemplo y dedicación, quienes integramos el Departamento de Policía Vichada queremos resaltar su labor desempeñada en la Institución y en especial hacia la comunidad  y que sirva como modelo para aquellos hombres y mujeres que estamos iniciando nuestra carrera en la Policía Nacional".

Con la tecnología de Blogger.