Sobrevuelos en Vichada

La situación en los 1.300 kilómetros de frontera con Venezuela, pero de lado de los Llanos Orientales, también se presenta tensa. Sergio Andrés Espinoza, gobernador del Vichada, admitió que el pasado lunes, sobre las nueve de la noche, un avión venezolano sobrevoló territorio colombiano.
De acuerdo a la información que recibió el mandatario departamental, se trataría de una persecución o de una búsqueda de trazas de una aeronave no identificada en el cielo de La Venturosa, población cercana a Puerto Carreño, del lado colombiano.
“El caso no deja de preocuparnos y más por las tensiones que se están viviendo en la frontera del norte en Paraguachón y Cúcuta. En estos momentos no podemos confirmar si se trató efectivamente de un patrullaje o si obedece a un acto de provocación”, dijo el gobernador del Vichada.
Sin embargo dijo que los sobrevuelos son normales en esta parte de la frontera porque hay pistas clandestinas al lado y lado del Orinoco y al momento de hacer un viraje, los aviones pueden sobrepasar la frontera, explicó Espinoza quien agregó que la situación fue conocida por el Grupo Aéreo de Oriente, adscrita a la Fuerza Aérea Colombiana.
Algunos habitantes de Puerto Carreño confirmaron que los sobrevuelos de naves venezolanas y colombianas son habituales por el patrullaje de fronteras, pero que con la actual coyuntura les genera temor.
El gobernador del Vichada confirmó que en los últimos días llegaron a Puerto Carreño 30 personas más provenientes de Venezuela, lo que suman casi 100 desde que empezó la crisis fronteriza, muchos de los cuales han vuelto a sus ciudades de orígenes.
“A los recién llegados se les hacen exámenes y análisis jurídicos y hasta el momento no han representado una emergencia para albergarlos, sin embargo esperamos que el Gobierno Nacional nos apoye si llegado el caso fuera necesario”, resaltó Espinoza.
Narcotráfico y contrabando
La situación de comercio de estupefacientes y gasolina de contrabando en este lado de la frontera es tan compleja como en otros sectores, sumado a que hay un área selvática como el Guainía, que es aprovechada por delincuentes y bandas criminales para desarrollar sus actividades escondidos a lado y lado de la línea fronteriza.
De hecho, la semana pasada la Octava División del Ejército reportó la captura de dos venezolanos que trabajaban para el Bloque Libertadores del Vichada, que comandan alias ‘Pijarbey’ y ‘Alcaraván’, lo que demostraría que para el narcotráfico no hay discriminación de nacionalidades en esta extensa zona y trabajan por igual colombianos y venezolanos.
Los extranjeros provenían de Puerto Ayacucho y, de acuerdo a la información del Ejército, “fueron deportados tras ser presentados ante un juez de control de Garantías en Puerto Carreño, Vichada. De ellos, uno tenía cuentas pendientes en su país por hurto calificado”.
Entre los aprehendidos en la inspección de Casuarito, jurisdicción de la capital del departamento del Vichada, hay un sujeto quien al parecer sería el hombre de confianza y mano derecha de alias Alcaraván, cabecilla de mencionada estructura de las bandas criminales.
Y el negocio del narcotráfico lo trabajan con las Farc, con quienes ‘no se pisan las mangueras’, pues el frente ‘Acacio Medina’ controla los ríos por donde se movilizan embarcaciones con insumos para los cristalizaderos que se encuentran tanto en los departamentos de Guainía y Vichada y los estados de Apure y Amazonas. Entre tanto las Bacrim controlan las pistas de aterrizaje.
Según fuentes de inteligencia, de hecho la producción de coca es más económica en esta parte del país porque la gasolina que se trae de contrabando, con complicidad de algunos miembros la Guardia Nacional Venezolana, disminuye los costos. 

Con la tecnología de Blogger.