Comunicado a la Opinión Pública sobre caso del acueducto del Municipio de Puerto Carreño

Por Luis Antonio Robledo Valbuena
La difícil situación a la que llegamos con la prestación del servicio de agua, confirma una  vez más la desidia y la incapacidad de algunas administraciones municipales para resolver los problemas que nos aquejan, permitiendo que SEPPCA no diera  cumplimiento a lo pactado en el contrato No.106 del 2.000, cuando el objetivo del convenio firmado entre el MINISTERIO DE DESARROLLO ECONOMICO Y LA ALCALDIA DE PUERTO CARREÑO, que yo presidí era buscar que a partir del año 2.008 el Municipio tuviera agua las 24 horas y servicio total de alcantarillado.
Es lamentable que un proyecto tan importante que buscaba resolver los problemas de servicios públicos, sin que a la alcaldía le significara costo alguno fracase por pura incapacidad de los gobernantes. Pero me molesta mucho más que hoy después de 15 años aparezcan MEDIOCRES Y POLITIQUEROS BARATOS hablando por hablar producto de la ignorancia y el desconocimiento real del proyecto. Si así lo quieren hacer ver, entonces los invito a que tengan la gallardía de decir que también dejaron acabar la PLAZA DE MERCADO, LOS GALPONES DEL BARRIO LA ESPERANZA Y LA FLORIDA, LA ESCUELA DE COLEO LAS CORROCORAS, LOS PUESTOS DE SALUD DE LA PERIFERIA Y MUCHAS MAS OBRAS QUE SE DEJARON Y QUE HOY SON UN MONUMENTO AL ABANDONO.
En el contrato están definidas las obligaciones de la entidad contratante (ALCALDIA), dueña del acueducto y hago alusión a las más importantes establecidas en la  Cláusula 12 literales i-j-k-1 que transcribo textualmente así: 
Ejercer todas las actividades de supervisión, interventoría, control y fiscalización de este contrato; solicitar al operador (SEPCA) las informaciones que estime necesarias, sobre  el desarrollo de todas las actividades relacionadas con el  cumplimiento del contrato; imponer al operador las sanciones procedentes en caso incumplimiento de sus obligaciones; dar por terminado el contrato por cualquiera de las causales.
Con lo anterior espero que a  mis contradictores les quede claro que un servicio público NO SE PUEDE VENDER y segundo que algunos alcaldes POR INCAPACIDAD O FALTA DE COMPROMISO CON LA GENTE, no hicieron vigilancia y control. Si con esto no les queda claro los invito a que lean el contrato y todos sus anexos y a que HAGAN POLÍTICA Y NO POLITEQUERIA, porque yo sigo convencido que cualquiera no puede ser alcalde y que para ello se necesita experiencia, madurez, conocimiento y compromiso con la gente.

 Anuncio Pagado
Con la tecnología de Blogger.