Corralito en Puerto Carreño

Finalizó el Festival del Corrío Llanero y la gente la pasó mas o menos "bien". Muchos se divirtieron, tomaron sus aguardientes, bailaron y trasnocharon. Otros disfrutaron de las demás actividades, como las cabalgatas, el joropo, el coleo, las actuaciones en la tarima; en fin, el comité organizador y la Gobernación del Vichada, con el apoyo de la Alcaldía Municipal y otras entidades públicas y privadas, mejoraron mucho respecto al año anterior e hicieron su mejor esfuerzo.
Hubo buena seguridad por parte de los efectivos de la policía, y las riñas callejeras fueron casos aislados. Pero... (siempre hay un "pero"), los logros se vieron empañados por personas ajenas al evento, que al parecer tenían como meta poner la piedra en el zapato para que las cosas no salieran bien. 
Antes de entrar a describir el "pero", hay que aclarar algo. El Corrío Llanero es una actividad turística, cultural y social, que se celebra en el Municipio Puerto Carreño todos los años. Es un verdadero motor impulsor de la economía local. Muchas personas aprovechan ese día para vender sus productos a los turistas, que vienen tanto del interior del país como de Venezuela y otras naciones y también a los locales. 
Por otro lado, el Corrío es la ventana para que muchos artistas, tanto locales como foráneos, muestren sus aptitudes en las diferentes modalidades, como canto, baile, etc, y se den a conocer, por tanto es publicidad gratis y si lo hacen bien, tal vez puedan obtener contratos en otras regiones. 
Y lo más importante; la gente del Vichada se divierte y está en contacto directo con la cultura regional, la gastronomía, y otras áreas que en el resto del año poco se ven. 
Es por estas razones que el Corrío Llanero es tal vez la actividad más importante del Departamento Vichada, y cualquier modalidad de boicot implica un deterioro para el departamento, tanto económico como cultural y social; sin embargo los bancos locales no piensan lo mismo.
El boicot consistió en que los días Viernes 28, sábado 29 y domingo 30 de marzo, los cajeros automáticos de los diferentes bancos con sede en Puerto Carreño estaban 'Fuera de Servicios'. 
Esta situación, por tradición, ha ocurrido siempre del BBVA y del Banco Agrario, pero al parecer ahora Bancolombia (quien estrenó sede recientemente y comenzó con el pie izquierdo) y el Banco de Bogotá, se contagiaron de estas malas prácticas y sus cajeros automáticos misteriosamente se quedaron sin efectivo.
Las consecuencias de esta conducta imprudente es que tanto los locales como los turistas de otras regiones y extranjeros (que no viajan con efectivo por temor al robo) se quedaron sin "hacer el gasto" en el Corrío y por consecuencia la actividad no obtuvo los ingresos esperados para el comercio local.
Un empleado de uno de estos bancos, (el cual pidió que mantener su nombre en reserva, por temor a perder su puesto), declaró que la causa de que los cajeros automáticos no funcionen a fin de mes, especialmente en fiestas como el Corrío, es que los gerentes de las sucursales tienen unas metas que cumplir y que deben reportar al final de cada mes, y una de estas metas es tener un "monto de dinero o flujo en caja y banco". En otras palabras, los bancos "no pueden quedarse pelados" y a fin de mes o en una actividad como el Corrío Llanero, por lo general las personas se gastan lo que tienen y lo que no tienen. 
Así las cosas, los gerentes ordenan una especie de "corralito" (retención arbitraria de depósitos y restricción de la libre disposición de dinero), o sea, se dañan los cajeros, cierran las sucursales antes de la hora laboral establecida y hacen cualquier maroma para que sus arcas no se queden vacías, ignorando que esto es ilegal, ya que la plata que los bancos manejan son de los ahorradores y ellos pueden disponer de ella cuando así lo deseen.
La segunda causa es que como los bancos locales no tienen tanta disponibilidad efectivo como para soportar retiros en masa, deben contratar un vuelo para traer el "efectivo adicional", pero esto tiene un alto costo, ya que hay que contratar seguridad especial, un vuelo chárter con ciertas características, etc, etc. Entonces, lo más barato es cerrar las sucursales, dejar una pequeña cantidad en los cajeros, hasta que se acabe la plata y salga el mensaje de pánico: "fuera de servicio".
TeleOrinoco contactó por mail a los 4 bancos locales (BBVA, Bancolombia, Banco de Bogotá y Banco Agrario), para conocer la versión de estas entidades, pero no recibió respuesta de ninguno
Con la tecnología de Blogger.