Los enchufados

"Los enchufados", es el término que usan en Venezuela para señalar a aquellos empresarios o personas del gobierno, muy "conectadas" a la clase dirigente y que literalmente vaciaron las cuentas del Estado y se robaron los dólares que administró Cadivi (empresa estatal venezolana que administraba las divisas del país)
De acuerdo a declaraciones de la oposición, la cifra asciende a 25 mil millones, un monto que tiene quebrada la economía venezolana.
El problema de los venezolanos ya no es la lucha de división de clases, como la que defiende Maduro, o el restablecimiento de la democracia, como defiende Capriles, o la escasez, la inseguridad, entre otros males, porque estos son consecuencias de uno, mucho más profundo; un multimillonario robo que hicieron unos cuantos "enchufados", orquestados supuestamente por Diosdado Cabello, y que hoy tratan de ocultarlo a toda costa, para que las evidencias no salgan a la luz pública, ya que pueden meterlos en serios problemas judiciales en tribunales internacionales, debido a que una gran parte de estos recursos se encontraban en bancos internacionales y fueron desviados a paraísos fiscales, pasando por varias manos, en una conspiración de lavado de activos, dentro y fuera del territorio de Estados Unidos.
Uno de los primeros que denunció públicamente este robo fue el gobernador del estado Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski.
“Se acabaron los dólares y no precisamente por los raspacupos, los enchufados se llevaron más de 25 mil millones de dólares y no hay uno solo preso. Meten presos a unos estudiantes por protestar, a esos los persiguen, les hacen juicios relámpagos… y los enchufados que desangraron Venezuela? Acabaron producción nacional, acabaron reservas, dependemos en todo de importaciones, se robaron los dólares, y qué propone el Gobierno?... Publiquen la lista de las empresas y montos que recibieron dólares de Cadivi!“, declaró el líder opositor.
Este caso se encuentra en manos de las autoridades federales norteamericanas desde el 2009, ya que se presume que esta mega-operación de lavado de activos, que inició en el Stanford Bank, con sedes en Houston (Texas), la isla de Antigua, y Caracas, y que luego salpicó a bancos norteamericanos.
Todo se destapó cuando se demandó a los cuentahabientes de este banco y se conoció la famosa "lista de ahorristas", encabezada por Diosdado Cabellos, con más de 280 millones de dólares, y que recientemente denunció el propio Capriles, y la pérdida multimillonaria de los ahorros de PDVSA en este banco.
Es importante resaltar que cuando se trata de operaciones que involucran dólares norteamericanos, la jurisdicción sobre esta moneda la tiene el departamento del Tesoro de los Estados Unidos, sin importar que Venezuela sea su "tenedor".
Adicionalmente, hay varias denuncias de falsificación masiva de dólares, al parecer como una medida desesperada para suplir el desfalco. Las denuncias involucran a altos miembros del gabinete venezolano; con lo cual el Servicio Secreto de los Estados Unidos, encargado de esta área, podría iniciar una investigación para capturar a los responsables.
Paralelamente a este descalco, el informativo Prensa Libre denunció otro desaguadero de "los enchufados". El consorcio ruso Rostec, uno de los mayores productores mundiales de armas, helicópteros y otros equipamientos, mantiene contratos de suministros vigentes con Venezuela por unos $12 mil millones, una escalada bélica nunca antes vista en Latinoamérica, muy seguramente para la defensa de cualquier amenaza, externa o interna, que se intente contra el gobierno de Maduro-Cabellos.
Video Cortesía de Conciencia Venezuela
Con la tecnología de Blogger.