Qué es la corrupción política

La corrupción política se define como el mal uso o el abuso del poder en beneficio personal y privado; es el conjunto de actitudes y actividades mediante las cuales un gobernante, funcionarios elegidos o nombrados, transgreden las normas del buen comportamiento ciudadano, utilizando los privilegios que otorga el cargo que ocupan, con el propósito de obtener beneficio del bien común; aprovechando los recursos del Estado para enriquecerse o beneficiar a parientes o amigos mediante el tráfico de influencias, soborno, fraude, malversación, prevaricación, caciquismo, compadrazgo, cooptación o un simple hecho de nepotismo.
De esta manera, la corrupción hace peligrar seriamente el desarrollo social y económico de una comunidad y el desarrollo físico de una región, cuando además impone una ineficiente provisión de servicios. En el terreno político socava la democracia y el buen gobierno ya que supone un desacato e incluso una subversión en los procesos formales, dado a que; por ejemplo, en las elecciones para cuerpos legislativos los convierte a estos, en entes irresponsables en el momento en que la compra de votos, distorsiona la representatividad política legal natural y honesta del pueblo. En el terreno judicial, la corrupción pone en entredicho el imperio de la ley o el estado de derecho de las personas. De un modo más puntual hay que entender, que la corrupción erosiona la capacidad institucional, ya que deprecia los procedimientos administrativos, desvía los recursos, y socava la legitimidad del gobierno y también los valores democráticos de una comunidad. Pero la corrupción mina también el desarrollo económico ya que genera ineficiencia y distorsiones considerables en la administración de los recursos públicos. Uno de los factores que están detrás de las diferencias de desarrollo económico entre una buena administración y una corrupta, es que en este último, la corrupción toma primariamente la forma de expolio, con el resultado de que el capital financiero obtenido ilícitamente es movido fuera de la región, en diferencia a ser invertido en el mismo lugar para activar el comercio y la industria local.
La corrupción por parte de los políticos en Colombia es un tema bastante complicado de afrontar, ya que prácticamente en todas las Instituciones del Estado existen personas dedicadas únicamente a pensar en su beneficio personal, olvidándose de cuál es su verdadera misión al ser administrador de los bienes públicos o representantes del pueblo ante las Instituciones del Estado. Por ello el Gobierno Nacional está trabajando en una nueva reforma que planea evitar tanta corrupción en los diferentes organismos. Con esta nueva reforma se quiere evitar que los contratos sean adjudicados a dedo para pagar favores, ya que los financiadores de campañas electoreras misteriosamente reciben contratos bastante beneficiosos por parte de un gobierno establecido con esos recursos; pero también se utiliza la misma modalidad para recompensar o sobornar al titular en los concejos municipales, asambleas departamentales y en el mismo Congreso de la República, para que aprueben facultades y autoricen la ejecución de proyectos extraordinarios.
Qué bueno sería ver más obras, más colegios, más universidades, más propuestas de cambio para beneficio de la comunidad donde se pueda observar a un territorio que muestre crecimiento y la gente ganas de salir adelante, pero lastimosamente tenemos muchos ladrones vestidos de políticos en nuestras instituciones.
Para terminar, nosotros los vichadenses, como naturales y/o residenciados en el Departamento de Vichada, debemos comenzar hacer frente a estos actos, considerando que no sólo basta con crear un grupo o unirnos buscando que la comunidad se comprometa en la vigilancia y control de los recursos públicos exigiendo a las instituciones un mejor comportamiento que ayude a evitar que los corruptos se adueñen de los recursos públicos; que las entidades de control y justicia operen y los procesos penales que se inicien en contra de los corruptos sigan su trayectoria legal.
Esta región, de hace más de cuatro décadas, ha sido gobernada por políticos y politiqueros que llegan a los cargos a aprovecharse de él, supuestamente porque piensan que el pueblo no va a tener conocimiento, porque no hay quien denuncie, razón por la que el Correo del Orinoco ofrece estas páginas para que la comunidad no se quede callada, denuncie a los corruptos y hechos de deterioro administrativo, tal como lo hacen personas con criterio y sin temor alguno que exponen sus inquietudes en las siguientes notas, de las cuales garantizamos, como lo dispone la Ley, reserva de la fuente.
Aunque se dice que ‘el miedo es la mayor discapacidad que tiene el ser humano’ vamos a superarlo para iniciar esta columna, con la esperanza y el propósito de que a quien le caiga el guante se lo plante y lea porque.
...no toda la gente de Vichada es discapacitada...

AP, Nuevo Correo del Orinoco
Con la tecnología de Blogger.