República del Vichada

En el 2010 el Gobierno Nacional, a través de la DIAN anunciaba (con parrandón y cerveza incluida), que tras la emergencia social y económica en la zona de frontera con Venezuela, ofrecería una exención de IVA para 37 municipios fronterizos, entre ellos los municipios del Departamento Vichada.
Pero la música dejó de sonar, cuando (en letra menuda) aclaró que 'El beneficio se aplicará únicamente para alimentos, confecciones, calzado, materiales de construcción y electrodomésticos y por 120 días'... Solo 120 días.
Irónicamente pareciera que la emergencia aún no ha terminado (aunque sí los beneficios del Gobierno) porque hoy la situación sigue igual que hace tres años.
Sin embargo, ayer, en un acto de misericordia, el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, dijo que el Vichada es uno de los beneficiados con la exclusión del impuesto sobre las ventas al combustible para aviación. (Decreto 1794 del 21 de agosto de 2013 que reglamenta parcialmente la Ley 1607 de 2012) 
También expresó que 'La iniciativa beneficia "a todos" porque "supuestamente" las aerolíneas se verán obligadas a bajar sus tarifas en los tiquetes' (dijo que también se benefician los departamentos de Arauca, Guainía y Vaupés). Habrá que esperar a ver si realmente los precios bajan.
'Entendemos que este es un tema muy sensible para las regiones y estamos dispuestos a analizar las alternativas que nos planteen dentro de las limitaciones constitucionales y legales existente', termina diciendo la declaración del ministro.
Hasta aquí todo es de color rosa. (Y los políticos peleándose entre ellos para sacar pecho y adjudicarse esta "gestión").
Pero por qué solamente la gasolina? (y de avión). Simple. Hay interés de algunas aerolíneas en cubrir el departamento Vichada y necesitan competir con el monopolio de Satena.
En Colombia los monopolios no existen, según la ley, pero como el Vichada es una república independiente...
¿Y los demás productos?
Para los que sueñan que el Gobierno Nacional decretará al Vichada exento de IVA, van a tener que hacer algo más que soñar. Tal vez lo que hicieron en Cúcuta. La población se lanzó a las calles a manifestar pidiendo exención de IVA y reducción de otros impuestos, como medida contra el contrabando, y han logrado grandes avances.
Pero en el Vichada digamos que los gremios "no están organizados" (por no decir que algunos están más concentrados en sus intereses personales que en la colectividad) y es por eso que no pasa nada.
A diario vemos como el contrabando deteriora el comercio local y a miembros de la fuerza pública que se lucran de esta actividad delictiva en lugar de combatirla.
Aclaramos: No se trata de combatir el contrabando a punta de represión o de extorsión de algunos miembros de la fuerza pública. El contrabando, en muchos casos, es el único sustento de familias, que, a falta de oportunidades laborales y precios impagables de la canasta básica, optan por esta salida para sobrevivir.
El contrabando se combate con:
1. Educación: En materia de comercio exterior, negocios internacionales, importaciones y exportaciones, legislación aduanera, ley de fronteras y otras áreas relacionadas (para que los contrabandistas importen y comercialicen legalmente los productos traídos de Venezuela y dejen de pagar vacunas a la fuerza pública) y capacitación en áreas que generen empleos directos e indirectos.
2. Calidad en la venta de productos y servicios: Para nadie es un secreto que en Venezuela, principalmente en los municipios fronterizos, no existe servicio al cliente y no hay controles de calidad.
3. Precios: Siempre y cuando los representantes del Vichada justifiquen su escandaloso salario y gestionen de verdad ante el Gobierno Central y el Congreso la exención de IVA a todos los productos y servicios del departamento y la reducción o eliminación de los demás impuestos del departamento.
El Vichada cuenta con la infraestructura y el personal para cumplir este propósito y que mejor que el SENA para liderar las capacitaciones. Una entidad sin ánimo de lucro y que imparte gratuitamente capacitaciones a toda la región.
Desafortunadamente el SENA Vichada se ha convertido en un Elefante Blanco. Una institución completamente inoperante y desarticulada del departamento, que despilfarra los recursos de los contribuyentes, y dedicándose a formar para el desempleo; graduando solo a técnicos y tecnólogos en sistemas (sin demanda laboral en el departamento) y dejando de lado su misión como institución de formación agroindustrial (En Colombia, con los TLC, hay una demanda superior al 20% de mano de obra calificada, técnicos, tecnólogos y profesionales en áreas agropecuarias, veterinaria, biotécnicas, ambientales y afines, pero solo el 2% estudia estas modalidades).
Pero aún hay tiempo. Solo se necesita un poco de voluntad política para que el Vichada deje de actuar como si fuera una república independiente y de un giro de 180 grados, articulando sus instituciones para convertirse en un paraíso turístico-ecológico, bandera de la agroindustria, con excelente calidad en la venta de productos y servicios, y competitivo con el resto de la nación.
Con la tecnología de Blogger.