Preocupación en el Vichada por eventual cambio de gobierno en Venezuela

Tras la muerte del mandatario Hugo Chavez, mucho se habla de su sucesión y de los posibles escenarios que enfrenta Venezuela.
Hay planteamientos que se discutirán en estos días, una vez concluido el duelo nacional.
1. Que asuma la presidencia transitoria Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea y convoque a elecciones en 30 días como lo ordena la constitución venezolana.
2. Que el vicepresidente Nicolás Maduro asuma la presidencia y convoque a elecciones en 30 días
3. Que el vicepresidente Nicolás Maduro o el presidente de la asamblea asuman la presidencia de manera definitiva a falta absoluta del presidente Hugo Chavez y no se convoque a elecciones.
El primer y segundo caso son asuntos internos de rivalidades entre dos de los principales políticos del movimiento chavista, sin embargo, quienquiera que asuma el poder, solo durará 30 días, período en el cual la constitución ordena las elecciones populares. El tercer caso es el más peligroso, ya que podríamos estar ante una especie de golpe de estado, que desencadenaría una guerra civil y un bloqueo internacional.
Cualquiera de estos escenarios posibles, corresponde a los venezolanos resolver los dilemas jurídicos que enfrentan por el vacío de poder dejado por Hugo Chavez, toda vez que no alcanzó a posesionarse como presidente de la república, ya que los médicos en la Habana le dieron de alta en el mes de enero, porque su enfermedad estaba muy avanzada y no tenía cura, por tanto el mandatario decidió ir a pasar sus últimos días a Venezuela para fallecer ahí en compañía de sus seres queridos. 
La noticia del fallecimiento de Chavez puede que beneficie a muchos, pero también puede poner en peligro la estabilidad en la frontera, ya que un eventual triunfo de la oposición, si bien el país Venezuela puede salir del estancamiento económico y social (habría que esperar a ver si estas promesas se cumplen) puede suceder que el nuevo gobierno cancele los programas de ayuda que Venezuela brinda a países como Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, entre otros, y algunos compromisos internacionales,
Cómo afectaría un cambio de gobierno a la frontera colombo-venezolana
Vichada no es ajeno a este panorama, por ser un departamento fronterizo. Para nadie es un secreto que Venezuela tiene serios problemas de desabastecimiento, corrupción, inseguridad, excesivo control del estado, poca inversión privada, falta de garantías jurídicas, etc. Muchos de estos males también los padece Colombia pero algunos en menor grado. Pero Venezuela le proporciona al Vichada tres beneficios imposibles de sustituir en estos momentos: 
1. Adquisición de productos venezolanos a bajo precio (cambio de moneda beneficia a Colombia)
2. Salud gratis y de alta calidad en los hospitales del municipio fronterizo Puerto Ayacucho
3. Energía por medio de un convenio de interconexión eléctrica.
Un nuevo gobierno venezolano podría implicar un rompimiento de los compromisos internacionales, lo cual se traduce en un deterioro de los servicios de salud en los municipios fronterizos venezolanos, y por consecuencia afectaría directamente al Vichada. Algo similar sucede con el suministro de energía y la estabilidad del bolívar. 
Este posible escenario se presenta debido a la incapacidad de la Gobernación del Vichada de suplir las necesidades energéticas, de salud y de control de precios del departamento  al punto que hay que recurrir a otro país para poder solventarlas. Lo ideal sería que la administración departamental tomara cartas en este asunto, visualizara las posibles repercusiones de un cambio de gobierno en Caracas y la afectación que traería esto a nuestro departamento y desde ya trabajara para darle una solución de fondo a estos temas a corto plazo.
Sala de cirugía en total abandono
Hospital de La Primavera, Vichada
El Vichada no puede seguir dependiendo de los servicios de salud de Puerto Ayacucho. Es necesario dotar a los hospitales del departamento con infraestructura y tecnología de punta, médicos altamente calificados y un buen servicio y administración hospitalaria. Por ejemplo, el Hospital San Juan de Dios de Puerto Carreño, no tiene equipos para realizar ecografías a las embarazadas, TAC, o radiografía;  que sí poseen los Hospitales de Puerto Ayacucho a disposición de la población fronteriza colombo-venezolana, sin costo alguno. Y ni mencionar el resto de los hospitales del Vichada; una vergüenza.
(Vea los artículos Hospitales del Vichada en grave situación económica, Hospital de Primavera no tiene dinero para medicamentos, médicos ni enfermeras, Hospital de Santa Rosalía falta personal y elementos quirúrgicos)
Tampoco podemos continuar dependiendo de la energía que nos proporciona Venezuela. El proyecto CINER no es la respuesta. Se necesita inversión directa en infraestructura de redes y suministro de energía propio, con las alternativas ecológicas a nuestro alcance, antes de que pasemos de ser una sabana a un desierto, por el impacto ambiental que esta generando el consumo de los derivados de petróleo.
No se sabe cuál será el futuro que depara a Venezuela, sin embargo le pediremos a Dios que nos acompañe en las horas más oscuras para que el nuevo gobierno venezolano, sin importar que sea de izquierda, centro o derecha, no rompa con los compromisos internacionales adquiridos, especialmente los que afectan a nuestra frontera, para poder seguir disfrutando de los servicios de salud y energía que nos proporciona Venezuela, por causa de la ineptitud de nuestro gobierno actual para ofrecerlos.
Con la tecnología de Blogger.