La danza de los millones

“En el Vichada se roban la plata… Los políticos son unos corruptos”. Estas son expresiones que a diario escuchamos de los ciudadanos del común, sin embargo muy pocos aportan luces acerca de cómo el “proceso”.
Las críticas sobre la educación, la salud y otros sectores, crece cada día junto con el inconformismo. “Cada administración es pior (peor)”, aseguró un lugareño sin dar más detalles. Y es precisamente estos detalles los que tratamos de indagar, pero no obtuvimos respuesta.
Un reconocido abogado afirmó: “Si bien la impresión generalizada es que los mandatarios se roban los recursos del Estado, muy pocos pueden asegurar qué es exactamente lo que se roban, si es que realmente lo hacen. Casi siempre son acusaciones que no pasan de ser meros chismes de pasillo. La muestra es que son escasas las denuncias en los entes de control respecto a estos supuestos desfalcos”
Corroboramos esta afirmación con algunos de los entes de control del departamento y en efecto, las denuncias por corrupción no pasan de 30 en lo que va de año. La causa, según un funcionario de la Contraloría (que prefirió mantener su identidad en reserva), es que "no hay cultura de denuncia. La percepción que tiene la población de los organismos de control del Vichada es que son muy corruptos y las denuncias sirven para perjudicar al denunciante. Por otro lado la población tiene poco conocimiento del manejo de la administración pública y un limitado acceso a la documentación de las entidades estatales, por tanto sus denuncias carecen de acervo probatorio que puedan desembocar en una sanción contra el funcionario corrupto. Y por último es que muchas personas usan este mecanismo para “arreglar” con los perjudicados. En otras palabras, denuncian para luego obtener beneficios a cambio de retirar la demanda; un acto que pone en dudas la credibilidad y el trasfondo de estas denuncias"... "El miedo también es un factor decisivo. La ciudadanía teme hacerlo, ya que son excluidos o discriminados de las administraciones o algo peor. Pueden atentar contra su vida... Hay mucha plata en juego", concluyó. 
Hay otro punto y es la respuesta que dan los mandatarios de turno cuando se les pregunta por el deterioro de la salud, el empleo o la calidad educativa. Por lo general hacen uso de frases trilladas, como: “no hay plata”; “somos un departamento pobre”; “el gobierno nacional nos tiene olvidados”, etc, etc, etc. Y una gran parte de la población cree este argumento, ya que no tienen evidencias para contradecirlos, sin embargo estas expresiones del argot popular distan mucho de la realidad.
Vichada es un departamento privilegiado. De acuerdo a cifras del Departamento Nacional de Planeación, en el 2012 recibió recursos por el orden de 101.500 millones. De estos, 19.430 m corresponden a la protección social, 12.894 a Acción Social, 12.169 para Agricultura, 7.790 para transporte y 7.232 m para educación, entre otros renglones.
La inversión de Acción Social se concentra mayormente en el control de cultivos ilícitos mediante erradicación manual, atención humanitaria y familias en acción. La agricultura en los certificados de incentivo forestal, subsidio intergral EBAS, titulación de baldíos, entre otros ítems. Comunicaciones con sus 3.180 millones cubre los territorios digitales, computadores para educar y telecomunicaciones sociales.
La educación por su parte destina 2.664 millones para calidad de la educación básica y media, infraestructura 2.225 m y la ola invernal 904 m, y muchos otros ítems.
Muchos se preguntarán: ¿3.600 millones para erradicar manualmente cultivos ilícitos?... ¿2.664 millones para calidad educativa?...  ¿2206 millones para atención humanitaria de emergencia?... ¿A dónde fue a parar esa plata?
Una mega inversión estatal y muy pocos resultados visibles es el balance de este informe de Planeación Nacional sobre los recursos asignados al departamento Vichada en el 2012.
Quizás ya sea hora de cambiar la manera de ver las administraciones, departamentales, territoriales y municipales. Son empresas del Estado que administran y ejecutan recursos de todos nosotros, los contribuyentes, sin importar de qué orden sean. Y la mejor manera de saber qué es lo que hacen y cómo lo hacen es haciéndole seguimiento a los programas que  ejecutan.
No apuntar hacia intereses personales sino colectivos; un verdadero control político, el cual desafortunadamente no hace la Asamblea Departamental, máximo organismo del Departamento Vichada, pero puede asumirlo en su reemplazo las veedurías ciudadanas o la ciudadanía en general.
Un buen punto de partida es conocer cada uno de los programas de todas las entidades públicas, los recursos asignados a los mismos y solicitar rendiciones de cuentas de su ejecución en cualquier momento del período fiscal a los funcionarios encargados de administrarlos. Puede encontrar esta información en el informe del Departamento de Planeación Nacional.

Informe de DNP Vichada 2012. Descarga AQUI
Con la tecnología de Blogger.