Mega inversión en resguardos indígenas de Cumaribo destapa corrupción

La denuncia del Personero salpica a resguardos indígenas, entes de control, y administración municipal y departamental
A tres días de camino por vía terrestre y fluvial desde el área urbana de Cumaribo (Vichada), en el límite con Guainía, está la Selva de Matavén, una región rica en biodiversidad, habitada por seis etnias indígenas.
Hasta ese lugar de la cuenca del río Guaviare se desplazó el martes una comisión de la Personería de Cumaribo y de la Alcaldía de ese municipio con el fin de hacer entrega de herramientas, equipos tecnológicos y ganado a las comunidades sikuani, piapoco, piaroa, curripaco, cubea y puinave, agrupadas en 18 resguardos.
El personero de Cumaribo, Rosendo Rey, informó que el Ministerio Público se desplazó hasta esa región como garante de la entrega real de motores para lancha, plantas eléctricas, computadores portátiles, televisores y motosierras -avaluados en más de 1.000 millones de pesos- a unas comunidades apartadas a las que hacía muchos años no les llegaban recursos del Estado al parecer por corrupción.
Según Rey, la Personería ejercerá control para evitar lo que ocurrió años atrás cuando los contratistas, mediante engaños, disfrazaban la entrega de ayudas a estas poblaciones, pero en realidad no les daban nada.
"Hay registros de que les decían a los capitanes indígenas firme aquí, que usted recibió la ayuda, y a cambio le damos platica para su cerveza", afirmó Rey.
Denunció que aunque las irregularidades se detectaron, los organismos de control de Vichada no abrieron investigaciones porque eran intimidados con el argumento de que la zona estaba 'minada' de guerrilla y por temor los funcionarios no iban a realizar las entrevistas ni a recopilar las pruebas.
"Entre las comunidades no se encuentra nada de lo que supuestamente les entregaron", afirmó el Personero, quien dijo que la única presencia del Estado en esa región es militar.
Definen Plan de vida
La coadministración de los recursos está a cargo de la Fundación Progresar Llanos Orientales.
Según el personero de Cumaribo, Rosendo Rey, los dineros fueron invertidos en elementos que los resguardos acordaron en un proceso de autonomía denominado 'Plan de vida', en el que participa la Asociación de Cabildos y Autoridades Tradicionales Indígenas de Selva Matavén (Acatisema).
Puerto Inírida, el centro poblado más cercano a Selva Matavén, fue utilizado como centro de operaciones. El material fue transportado por vía aérea desde Villavicencio hasta Puerto Inírida, en Guainía, y desde allí por vía fluvial hasta Matavén.

Enlaces Externos
Con la tecnología de Blogger.