La maldición negra llegó al Vichada

Muchos están convencidos que la explotación petrolera es el camino a seguir en el Vichada; el próximo paso hacia el desarrollo. Si bien es cierto que produce muchos recursos económicos, el destino de estos es incierto
¿Quiénes se benefician?... ¿Genera empleo en la región?... ¿protege el ecosistema?. A continuación una radiografía de esta problemática, que lejos de beneficiar al departamento lo empobrece
Intereses económicos
En el 2008, el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, reveló que el gobierno mantiene una alianza con la petrolera Halliburton, donde la familia del presidente Bush tiene acciones, para conocer el potencial de la cuenca del Vichada que aportaría millones de barriles al país, convirtiéndose en uno de los yacimientos más importantes de Colombia. 
“La firma nos dio un potencial de 125 mil millones de barriles, ese es el tamaño de la cuenca que hay allí, de esos 125 mil millones se estima que serían recuperables unos 25 mil millones, estamos haciendo una exploración intensa en el país buscando por todas partes”, explicó Martínez. 
El Ministro agregó que no se pueden dar garantías de descubrimiento de petróleo en el país y que en el 2008 se han realizado un total de 63 pequeños hallazgos, por lo que se debe fomentar que se perforen más pozos.
Como dice el viejo adagio: "Uno no sabe para quién trabaja"
Corrupción
El gobierno colombiano confirmó que se aproxima una bonanza petrolera para el país y pidió a los departamentos y municipios asumir una mayor responsabilidad, a fin de evitar despilfarros de los recursos que llegarán. Ante estimados de una mayor producción de crudo en el territorio nacional, el ministro dijo que las regiones deberán elegir bien a sus próximos gobernantes, porque serán los encargados de administrar las mayores ganancias. También advirtió que el buen manejo de la eventual bonanza petrolera dependerá de una reforma a las regalías que se estructura por el gobierno, la cual busca fijar límites y obligar a las regiones a ahorrar excedentes.
En la actualidad la mayor cantidad de petróleo se produce en los departamentos de Meta, Vichada y Putumayo, mientras hay un gran prospecto en la zona de El Caguán, en Caquetá. 
A la fecha el gobierno no ha cumplido esta promesa y no hay límites fijados para el uso de estos recursos directos (solo los indirectos) y nadie a ciencias ciertas sabe que ha hecho el departamento con los recursos de regalías directas en los últimos años
Los Males
La explotación petrolera en el Vichada esta provocando daños ambientales irreparables, contaminación, deforestación, alteración de las relaciones ecológicas de los ecosistemas, perdida de la productividad de las economías de autosustento, altos costos de vigilancia, mantenimiento, remediación y compensación, deterioro general del alto vichada (donde se encuentran los pozos), alcoholismo en la región, violencia, prostitución, enfermedades y destrucción del tejido social.
También está causando un impacto político a largo plazo, corrupción, aumento del conflicto armado, abandono del Estado en las zonas, violencia transfronteriza, impacto cultural sobre la vida de los nativos y colonos, desempleo y subempleo, extinción de culturas y un largo etc, y para echarle más leña al fuego, no existen programas estatales en el Vichada para contrarrestar esta situación y la Gobernación Departamental no está preparada para afrontar una avalancha de desempleados, delincuencia, prostitución infantil y otros miles de males a gran escala, derivados de la industria petrolera
Impactos por la apertura de pozos
De acuerdo a un informe presentado por Amazonia por la Vida, la industria petrolera reconoce que por cada pozo vertical que se perfora se producen 500m3 de sólidos y de 2.500-3.000m3 de desechos líquidos mientras que en los pozos direccionales por cada pozo perforado se produce de un 20-30% más de residuos sólidos y líquidos.
Es además necesario tomar en cuenta que a lo largo de la vida de los pozos, en casos de crudos pesados, los pozos colapsan rápidamente y para extraer el crudo se hace necesaria la apertura de nuevos pozos.
Area deforestada en promedio
Los bosques, el agua y el clima tienen una relación estrecha. Los bosques maduros capturan el agua mantienen el equilibrio del ecosistema y de la temperatura local. Los bosques tropicales absorben gran cantidad de radiación solar; por ello, cuando se realizan talas masivas aumenta la brillantez de la superficie del planeta. El efecto albedo es el aumento de la energía solar reflejada hacia el espacio exterior. Es un efecto fundamental en el control del calentamiento climático.
El derecho de vía de las tuberías y líneas de transmisión, los campamentos y otra infraestructura. La deforestación más importante es indirecta, asociada a la construcción de vías para el mantenimiento de la infraestructrura, y la colonización asociada al proyecto mismo.
Impactos por el Agua de producción
El agua de producción o formación es un tipo de agua sedimentaria producto de 150 millones de años de procesamiento natural y tiene niveles muy altos de cloruros y metales pesados. Llega a tener concentraciones de cloruros de sodio y otros sólidos 100.000 ppm (miligramos de sólidos por litro de agua).
Este exceso de sales es determinante pues mejora la solubilidad de otros elementos entre los que se incluye el radioactivo radio. Adicionalmente es un agua cuya temperatura alcanza los 80°C2. Estas aguas contienen además partículas de hidrocarburos solubles y los químicos que son usados para separarlas del petróleo y proteger las instalaciones, como son los antiemulsionantes, antiparafìnicos, biocidas y otros.
La relación promedio de crudo y de agua es de 80 barriles de agua por cada 20 barriles de crudo extraídos. Esto significa que en 29 años de explotación, la producción acumulada de crudo alcanzaría los 960 millones de barriles, mientras que su correspondiente de agua sería de 3.840 millones de barriles o 4 veces más.
Por su composición, por los químicos incorporados y por la temperatura, el agua de formación, una vez extraída a la superficie, resulta sumamente tóxica para el medio ambiente. La mayoría de los organismos de agua dulce no toleran los altos niveles de salinidad de las aguas de formación, lo cual provoca su muerte.
Se calcula que en los ríos amazónicos existen más de 2.000 especies de peces, muchas de ellas aún sin identificar y una serie de organismos que permiten la existencia de estas especies cumbre de la cadena trófica acuática. Su productividad se da en las áreas de inundación en donde se desarrollan las cadenas tróficas e incluso donde la mayoría de los peces depositan sus huevos. Los tóxicos entran a la cadena trófica, hasta llegar al consumidor último, el ser humano.
Por otra parte los animales, particularmente los mamíferos, sean silvestres o domésticos tienen carencia de sales, por ello, las aguas salobres arrojadas al medio, atraen a pecaries, venados y otros animales que, al tomar estas aguas, ingieren también las sustancias tóxicas.
La contaminación en el suelo puede producir además el sofocamiento de las raíces, restando vigor a la vegetación y en muchos casos matándolas.
Las sustancias contenidas en los desechos de la industria petrolera son bioacumulativas y tiene una relación directa con diversas enfermedades pues contienen sustancias cacerígenas, teratogénicas y mutagénicas.
Por eso, la próxima vez que piense que el petroleo trae beneficios para la región, piénselo dos veces
Con la tecnología de Blogger.