Interconexión beneficia a comunidades de Vichada y Guainia

El ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, anunció que gracias a un programa de interconexión eléctrica en ejecución que lidera el Gobierno Nacional en los departamentos de Guainía y Vichada, en la región fronteriza con Venezuela, dos comunidades indígenas colombianas podrán contar con el servicio de energía las 24 horas.
De acuerdo con el funcionario el programa es con el fin de avanzar en el desarrollo de soluciones energéticas y mineras en la región.
“Nuestro compromiso es llevar energía eléctrica las 24 horas al día a unas 500 personas de la comunidad indígena Coayare, como parte de la interconexión eléctrica que está en construcción entre los municipios de Puerto Inírida y San Fernando de Atabapo, Venezuela”, dijo el ministro.
El titular de la cartera de Minas y Energía también informó este fin de semana a la comunidad del corregimiento de Amanavén, en el departamento de Vichada, que el Gobierno está comprometido con una interconexión que permita suministrar energía de manera permanente a esta población limítrofe.
“En el 2013, con una obra de 3.000 millones de pesos, llegará la energía eléctrica las 24 horas a esta importante esquina del departamento de Vichada”, agregó.
Ambos proyectos están vinculados al programa de interconexión que acordaron Colombia y Venezuela en julio del año pasado para desarrollar una solución eléctrica regional entre la capital de Guainía y el municipio venezolano de San Fernando de Atabapo, en donde cerca de 8.000 personas se verán beneficiadas con la nueva infraestructura.
“Esa población tampoco tiene energía eléctrica, nosotros sí la tenemos en Puerto Inírida y se la vamos a llevar a través de una interconexión de 36,3 kilómetros”, dijo Cárdenas.
El ministro resaltó este modelo de desarrollo que hace parte del Plan Fronteras Para la Prosperidad y que ha sido liderado por el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (Ipse).
“Es un gran modelo de desarrollo que involucra a dos países. Nosotros tenemos las plantas de generación de energía de propiedad de la empresa Gensa en Puerto Inírida, en donde ya hay servicio, y ellos tienen los combustibles que nos permiten que estas plantas funcionen a un menor costo. Es un esquema en donde todos ganamos”, puntualizó.
Las inversiones en esta infraestructura energética alcanzan los 8.000 millones de pesos y los trabajos de consulta previa con las comunidades se vienen realizando de manera exitosa.
Fuente: Datafix
Con la tecnología de Blogger.