Por un País Amigo

La principal insignia y el más grande símbolo de un país es su bandera debido a que la bandera de la patria simboliza y encarna la nacionalidad, la dignidad y el prestigio de una nación; de ahí que todos los actos que realicen en su nombre vengan ennoblecidos y esclarecidos con el venerable distintivo de los símbolos que la representan.
Un Estado soberano no admite, de ninguna manera, que sus emblemas sufran menoscabo o ultrajes por parte de nacionales o extranjeros, en este sentido quedan comprendidas las más diversas actitudes que de manera culposa o directa puedan ocurrir; por ello, las normas que orientan universalmente los principios y deberes ciudadanos, obligan a que desde la niñez y en la adolescencia, a todos los súbditos de una nación se nos enseñe y se nos imponga el respeto que debemos a los símbolos patrios, cultura que induce también a mantener respeto por los emblemas extranjeros, tutelando la dignidad y el decoro de lo que representa la nación que es víctima de la ofensa.
Con esta intención, e invocando el respeto que merece el representante de la gestión consular de la República Bolivariana de Venezuela en Puerto Carreño, Vichada, el periódico Nuevo Correo del Orinoco y el informativo TeleOrinoco, publican estas fotografías para manifestar el estado deplorable en que se encuentra la bandera de ese gran país hermano que es Venezuela, y que se exhibe públicamente sin el menor reparo. Una situación lamentable que se podría enmendar, pero que el funcionario consular no tiene intensiones de solucionar, causando malestar en la población colombo-venezolana, que a pesar de los reiterados llamados de atención, ha hecho caso omiso a esta situación.
Fuente: Nuevo Correo del Orinoco y TeleOrinoco
Con la tecnología de Blogger.