Caos en el hospital de Puerto Carreño

La escandalosa deuda de las E.P.S., el abandono municipal y departamental, y los malos manejos, han llevado al Hospital San Juan de Dios de Puerto Carreño, Vichada, de ser uno de los mejores de la Orinoquía a la quiebra total.
Ya se habla de una intervención estatal en el Gobierno central por la no viabilidad de este centro hospitalario y de investigaciones por parte de los entes de control.
Los trabajadores llevan 4 meses si recibir salario, lo cual deriva en una crisis económica dentro del cuerpo hospitalario; los servicios están suspendidos, hay pésimas condiciones de insumos y el hospital cerrado con cadenas, las cuales no permiten el acceso a la población civil. Ni siquiera urgencias están atendiendo, salvo que sea de vida o muerte.
Los habitantes de la capital, al no contar con servicios esenciales, buscan alternativas de atención en Puerto Ayacucho, Venezuela, ciudad fronteriza con Puerto Carreño, y donde los hospitales son manejados por médicos cubanos, que brindan salud gratuita de cualquier nivel sin importar que sea venezolano o colombiano y cuentan con equipo médico especializado. Caso contrario del Hospital de Puerto Carreño, que ni siquiera tiene ecografía o rayos x.
La  administración departamental se ha mostrado indiferente ante esta situación. El hospital San Juan de Dios es el único de segundo nivel del departamento, indicó Welser Guzmán, presidente del sindicato Anthoc Vichada, que también exigió una pronta intervención del gobierno, pues las anomalías en los pagos llevan más de dos años.
Con la tecnología de Blogger.