Oferta profesional no responde a las necesidades de las regiones

En el país no se están formando los profesionales que se requieren para mejorar la apuesta productiva de las regiones.
Esta fue una de las principales conclusiones a las que llegó el informe que realizó el Observatorio Laboral para la Educación y que analizó la situación de los graduados en los últimos diez años en el país.
El estudio reveló que las carreras que más escogieron los estudiantes cuando terminaron su bachillerato fueron economía, administración y contaduría (30,5%), mientras que las menos elegidas fueron agronomía y veterinaria (1,4%).
Un tema preocupante para la ministra de Educación, María Fernanda Campo, -quien presentó el informe – teniendo en cuenta la vocación agrícola del país, que se planteó como una de las locomotoras para impulsar la economía.
Por ejemplo, en el Valle del Cauca fuerte en producción de caña de azúcar y los biocombustibles solo el 4% de los graduados, entre el 2001 y 2010, recibieron un título relacionado con agroindustria. Y solo el 12 por ciento de estudiantes se graduaron en áreas relacionadas con la industria manufacturera, otro fuerte de la economía del departamento.
Otro tema preocupante en las regiones es que en Bogotá, Valle del Cauca y Antioquia se concentra el 61.6% de los graduados en educación superior.  Los últimos en el ranking son Amazonas, Guanía, Vichada y Vaupés que empezaron a graduar profesionales a partir del 2005.
La migración de profesionales es otro tema que se resaltó en el informe. En promedio el 52% de los graduados se quedan trabajando en los departamentos donde estudiaron. En el ranking los departamentos con más alto índice de migración son Tolima, Chocó y Cundinamarca.
En Tolima solo 3,1 de cada diez graduados se quedan en la región, mientras que en Antioquia 7,4 de cada 10 profesionales deciden laborar en su tierra.
Tolima también aparece en el último lugar del ranking de los salarios que reciben los recién egresados, en promedio $1’393.678 que está por debajo del promedio nacional $1.783.049. En contraste San Andrés y Providencia encabezan la lista de los departamentos que mejor remunera con $2’250. 467, seguido de Vichada con $2.162.391 y Arauca con $ 2.041.102.
ESTUDIAR PAGA
Un dato que sorprendió en el informe es que el 80% de los graduados en el 2009 se encuentra trabajando en el sector formal y reciben un salario promedio de $ 1’783.049.
Un bachiller gana en promedio $394. 515, mientras que una persona con formación técnica recibe un salario de $900.017; con formación tecnológica, $1’057.062; universitaria, $1’444.180; con especialización, $2’701.503; con maestría, 3’396.815; y con doctorado, $5’249.673.
En formación técnica los que mejor salario ostentan son los profesionales en mantenimiento electrónico con $1’694.375 y en el área tecnológica los que se forman en ingeniería mecatrónica que reciben $ 1’689.851 mensualmente.
En cuanto a las carreras universitarias los mejor remunerados son los recién graduados de ingeniería de petróleo con $3’139.846, seguido de geología con $2’854.947 e ingeniería de minas con $2’426.299.
Durante el 2010 los contratos a término indefinido fueron los más utilizados para emplear a los recién egresados (52.7%), así como la modalidad por prestación de servicios (19%). Los menos implementados fueron los contratos a término fijo (24,9%).
MUJERES MÁS ESTUDIADAS Y PEOR REMUNERADAS
En los últimos 10 años el 54% de los títulos fueron otorgados a las mujeres y el 45,6% a los hombres, que mandan la parada en la formación técnica y tecnológica, mientras que ellas son más fuertes en educación universitaria y especializaciones.
En Administración de empresas, educación y contaduría las mujeres tienen una participación del 60%. Por el contrario en formación militar, e ingenierías de sistema o electrónica es mayor la afluencia de hombres.
Con la tecnología de Blogger.