OMS alerta sobre contagio de E.coli persona a persona

Cornelia Prüfer-Storcks, consejera de Salud de Hamburgo, se ganó la enemistad de todos los españoles cuando culpó, sin pruebas, a los pepinos nacionales de intoxicar a los alemanes.
La Razón.es- Pero, aunque las pruebas desmintieron sus palabras, la consejera no se ha disculpado. Ha sido su superiora, Angela Merkel, la que se ha puesto en contacto con Zapatero para mostrar su apoyo y colaborar en la recuperación de nuestro sector hortofrutícola, mientras el veto ruso a todos los productos europeos se mantiene. El Gobierno confirmó ayer, por boca de su portavoz, que ha puesto en «alerta» a microbiólogos de los centros investigadores españoles para estudiar la nueva bacteria E. coli que se ha detectad en Alemania, aunque no hay casos de personas infectadas en España. «Aquí no tenemos esa bacteria, pero constituir un grupo de científicos alerta por si acaso es importante», aseguró Alfredo Pérez Rubalcaba al término del Consejo de Ministros.
El Ejecutivo le dedicó ayer un tiempo «no menor al asunto del pepino y a la dimensión que está tomando de problema de salud pública europea». Por eso el Gobierno reforzará la parte científica en materia sanitaria y ha pedido a la UE que asuma el liderazgo en la gestión de la nueva situación. Además, Rubalcaba confirmó que el Estado estudia presentar una demanda para conseguir por la vía legal un resarcimiento de los daños causados a los productores y exportadores españoles, después de que el Gabinete de Merkel intentara enmendar el daño realizado, amén de indemnizaciones de la UE para el sector. Al margen de los costes económicos, los humanos aumentan cada día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado la cifra de víctimas a 18 y la de contagiados a 1.823. Asimismo, la organización de la ONU mantiene que la bacteria de E. coli que se está extendiendo por toda Europa –ya son 12 los países con algún caso registrado– se puede transmitir por contacto personal.
«Si no se practica una higiene adecuada, se puede transmitir entre humanos. Los enfermos con diarrea deben extremar las condiciones de limpieza. No puede contagiarse de boca a boca», explica María Isabel Gil, científica de Tecnología de Alimentos del CEBAS-CSIC. Otro de los puntos que resalta el organismo es el peligro de precipitarse en el uso de antibióticos para combatir la nueva cepa porque «pueden ser perjudiciales para el enfermo», explicó la epidemióloga de la OMS, Andrea Ellis. Apuntó especialmente a los medicamentos que se usan para combatir la diarrea: «No son recomendables», aseguró. Al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, la preocupación aumenta. Desde el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, el jueves se dieron las primeras indicaciones para evitar el contagio.
Con la tecnología de Blogger.