El camino al infierno está hecho de buenas intenciones

Radiografía de la Educación Superior y el Empleo en el Vichada
En los últimos 5 años, la Gobernación del Vichada ha gastado más de 3000 millones de pesos en convenios con Universidades, subsidios estudiantiles y fortalecimiento del CERES, sin embargo esta inversión en cierta forma ha sido fallida, al no existir planes o programas tendientes a determinar la orientación de la educación superior del departamento y no contar con herramientas para medir el impacto que originan los estudiantes financiados en el mercado laboral departamental, y, por otro lado, los convenios que actualmente suscribe la Gobernación con Universidades para ofrecer becas a estudiantes del Vichada son, casi en un 100%, con instituciones de educación superior que no tienen presencia en el departamento.
Graduados
El perfil de las instituciones departamentales es otro de los grandes dolores de cabeza, ya que muchas de ellas no ofrecen un énfasis adecuado que responda a las necesidades del departamento. Lo anterior es la consecuencia de que jamás se ha realizado un estudio minucioso que determine las necesidades de educación del departamento en materia de empleo, negocios, comercio fronterizo, entre otras ramas propias de la economía vichadense, a corto, mediano y largo plazo. Esto trae como consecuencia que los planteles educativos de educación media continúen haciendo lo que han venido realizando hasta la fecha, sin mayores modificaciones en sus programas y la Secretaría de Educación simplemente se limite a cubrirle parcial o totalmente sus necesidades. 
Esta es una de las principales causas de deserción escolar y apatía de los estudiantes hacia lo que ofrece la educación del Vichada; una estadística de la cual poco o nada se menciona.
Estadísticas
Otro factor negativo es que los establecimientos educativos de educación media del departamento no tienen estadísticas claras sobre sus egresados, sus actividades actuales, ya sean académicas o laborales, entre otros datos, que le darían a la Gobernación una herramienta de cómo enfrentar el problema, a pesar de ser una obligación establecida dentro de los PEI y exigida por el Ministerio de Educación Nacional.
La Plata
Algunos planteles hacen esfuerzos por hacerle seguimiento a sus egresados, pero a veces, la falta de recursos y personal impide que esta labor se lleve a cabalidad
La Gobernación del Vichada no está exenta de esta situación. La deficiencia de recursos para cubrir la demanda de becas y convenios de educación superior está dejando secuelas. Muchos estudiantes que cursan semestre deben esperar al año siguiente para contar con la suerte de que el Gobernador no termine su período y vuelva a suscribir convenio con la universidad X o Y donde adelantan estudios. Por ende, una carrera universitaria, que normalmente debería tardar de 4 a 5 años, para un estudiante del Vichada puede eventualmente demorar de 6 a 8 años en concluirla.
¿Y dónde están los graduados universitarios en el Vichada?
Cuando hablamos de profesionales en el Vichada, automáticamente asociamos este término a los egresados de los colegios del departamento que estudiaron en Universidades en regiones diferentes al Vichada, como por ejemplo la Universidad Cooperativa, Universidad de Pamplona, etc., y nos sentimos orgullosos de ello, pero jamás concebimos un graduado en el propio departamento Vichada, ya que, según la creencia popular, esa posibilidad simplemente no existe. Una creencia nociva si tenemos en cuenta que el 90% de los departamentos en Colombia tienen ya su propio instituto tecnológico o universidad.
Muestreo
En un muestreo  realizado al Colegio Comercial José Eustasio Rivera COLJER entre los años 2004 al 2008, arrojó los siguientes resultados alarmantes. De un total de 184 egresados de bachillerato en 4 años, tan solo el 23% se encuentra estudiando un nivel superior, pero ninguno ha podido alcanzar un diploma universitario. Y la tasa de desempleo en los egresados es aún más preocupante, con un 66%.
Y aclaramos; el Colegio José Eustasio Rivera de Puerto Carreño es uno de los establecimientos educativos  que en mejor situación se encuentra y se preocupa por sus egresados y mantiene un seguimiento constante de los mismos, y para impulsar la creación de empresas, constantemente promociona ferias y otros tipos de actividades, donde los estudiantes venden sus productos. Hay otros establecimientos educativos que están en peor situación, no llevan estadísticas de egresados y ni siquiera brindan un perfil a los graduados que les facilite su transición al mercado laboral o a la educación superior.
Créditos y becas
Para agudizar aún más éste fenómeno, los créditos otorgados por el ICETEX y los subsidios de la Gobernación del Vichada a los estudiantes de educación superior, si bien estos han cumplido con todos los requisitos legales exigidos y los convenios han sido suscritos en el estricto cumplimiento de los parámetros de ley, el departamento y el ICETEX, sin saberlo, han estado contribuyendo a formar una fuerza laboral cesante, que a la postre tendrá que buscar nuevas perspectivas en otras regiones del país, a falda de ofertas en el territorio, y por ende el recurso estatal estuvo mal orientado.
Por ejemplo, en el año 2009, las carreras universitarias de mayor preferencia (financiadas o subsidiadas) fueron: Administración de Empresas (o Pública), Derecho, Sistemas y Contaduría Pública, las cuales tienen una sobreoferta laboral en el departamento.
Por otro lado, instituciones como el SENA, ESAP, UNAD y COMCAJA también se concentran en estas 4 especialidades, brindando cursos y otros productos de educación superior que agravan el panorama laboral.
Pero, cuál es la demanda laboral actual del Departamento Vichada?
Este es el punto más importante a establecer. Si no se instituye hacia dónde va el departamento, los graduados de bachillerato continuarán engrosando las largas filas de desempleados y la deserción escolar será el pan nuestro de cada día. 
Para determinarlo es necesario realizar un estudio profundo sobre el tema, que involucre a todas las entidades de nivel municipal y departamental, para generar la información necesaria que puedan servir de soporte a la Gobernación en la toma de decisiones sobre este tópico. Sin embargo un estudio preliminar pudo determinar lo siguiente:
Hace 10 años Vichada era un departamento principalmente agrícola y ganadero, y en su momento la demanda de agrónomos, zootecnistas, veterinarios y otras especialidades relacionadas con estos dos renglones no fue cubierta, debido a que las instituciones educativas de educación media, técnica y profesional relacionadas con el Vichada, no ofrecieron estas modalidades. 
En la actualidad sucede exactamente lo mismo. Con el calentamiento global se ha iniciado una campaña agresiva de reforestación en varias zonas del Vichada, lo cual condujo a una creciente demanda de ingenieros forestales y mano de obra calificada, algo de lo que carece también el departamento, trayendo como consecuencia que las empresas reforestadoras tuvieran que importar personal de otras regiones del país.
Algo similar ocurre con la explotación de combustibles fósiles y renovables, y también con la minería. Las empresas mineras y petroleras con proyectos de inversión en la región y las que actualmente producen combustibles renovables a partir de cultivos en varios sectores del departamento, demandan ingenieros ambientales, técnicos en salud ocupacional, expertos en seguridad industrial, entre otras especialidades, que no ofrece ninguna institución del Vichada, ni tampoco las que tienen convenio vigente con la Gobernación.
A quién le echamos la culpa?
La Gobernación del departamento y las instituciones educativas de orden nacional son los directos responsables de la educación superior y la Secretaría de Educación y Cultura departamental solo cubre la básica y media, por tanto no hay un culpable con nombre propio. 
La educación básica, media y superior la manejan un conjunto de entidades que deben trabajar armónicamente e ir en un solo sentido, apuntando siempre a los intereses y políticas departamentales y no actuar como repúblicas independientes, que es como se ha sucedido hasta la fecha. Y a veces no es por falta de voluntad de la Gobernación, sino porque muchos de estos entes, como el SENA, UNAD y ESAP responden a organismos que están fuera del radio departamental, por tanto fijar una política con estas entidades a largo plazo es extremadamente difícil, por no decir imposible.
Conclusión
La Gobernación del Vichada y demás entidades del estado de educación básica, media y superior, no se mueven al ritmo que impone la demanda del departamento en materia laboral y educativa, y propician la financiación de estudiantes que aumentan el desempleo.
Se vaticina que si el departamento continua a este ritmo, ofreciendo becas y créditos en carreras no esenciales y las demás instituciones educativas como el SENA, ESAP, UNAD, etc, siguen brindando alternativas de estudio que nada aportan al desarrollo de la región y generan una sobreoferta laboral, en los próximos 5 años la tasa de desempleo en el Vichada superará el 40%
La educación, el empleo, el bienestar y nuestro futuro están en las manos de todos y hay voluntad de los entes gubernamentales de resolver este gran problema que se avecina, y hasta la fecha ha habido buenas intenciones, pero.... "De buenas intenciones está hecho el camino al infierno"

Estadísticas: ICETEX y COLJER
Con la tecnología de Blogger.