Polémica por versiones de la liberación en Vichada

Secuestro en cumaribo
Nuevodía- Veinticuatro horas después de la liberación de 21 de los 23 trabajadores de la empresa Talismán en el departamento del Vichada, y conocido el testimonio de uno de ellos, Roger Bertel, surgen versiones encontradas con respecto a si hubo operación de rescate o no.
Fuentes del Ejército confirmaron a Colprensa que en la tarde de ayer los 22 plagiados empezaron a hacer las denuncias respectivas ante la Fiscalía General de la Nación, en compañía de la Fuerza Pública. En principio, estas denuncias soportarían la versión de que sí se trató de un secuestro masivo que terminó con el accionar de la Fuerza Pública.
No obstante, Roger Bertel, quien hizo parte del grupo retenido por las FARC, relató que el plagio ocurrió a la 1:15 de la tarde en la zona rural de Cumaribo, en el Vichada, que los guerrilleros ingresaron rápidamente por una de las partes de la exploración petrolera; que la mayoría de los trabajadores estaban en pantaloneta y chancletas, y que los subversivos no les dejaron tiempo de cambiarse. "Fue pal’ monte de una vez, estábamos en pantaloneta y con chanclas, y estábamos descansando, jugando dominó".
En diálogo con caracol Radio, Bertel señaló que los soldados asignados a ese campamento estaban a 100 metros y no cumplían sus tareas: "Ellos, los soldados, estaban reunidos como a 100 metros de distancia y ellos, los guerrilleros, se nos metieron por el otro lado y nos sacaron. Se mantenían, los soldados, eran jugando parqués y viendo películas".
Dijo que no los maltrataron ni les dieron agua "ni nada, pero nos decían que calmados, que calmados". El trabajador dijo que fue la misma guerrilla la que los dejó libres, porque, según, eran obreros "y les interesaba quedarse con el de mayor rango, un ingeniero, un topógrafo que llevaba mucho más tiempo con la firma Talismán, decían que querían a alguien de más mando".
Bertel narró que llegaron por sus propios medios al campamento después de caminar cerca de 40 minutos, que no escucharon ningún helicóptero ni supieron de ningún movimiento del Ejército hasta ya estar cerca del lugar donde los habían secuestrado: "Nosotros llegamos solos al campamento, sin nadie que nos fuera a buscar ni nadie que nos fuera a rescatar; ellos nos mandaron y nos dijeron váyanse tranquilos pa’ su casa que no les va a pasar nada".
No hubo contacto con las FARC, Cely
El comandante de las Fuerzas Militares, almirante Edgar Cely, dijo que "la información que tenemos es que fueron secuestrados a las 12:00 del día y uno de los indígenas que estaba con ellos llegó hacia las 3:00 ó 4:00 de la tarde, se voló y regresó a dar la información. En ese momento inicia una operación del personal que estaba en la zona, al que se le agrega un pelotón con visores nocturnos que empieza una persecución. El grupo va dejando una marca a la que se le va haciendo seguimiento, es una operación que se hace con sigilo y silencio, sin ir a levantar señal o distracción, puesto que la razón es proteger la vida de los secuestrados", dijo.
Con la tecnología de Blogger.