Niños de Cumaribo se quedaron sin escuela

Cambios en la contratación causa perjuicio
RadioNacionaldeColombia/TeleOrinoco- Gloria Osorio, promotora de un paro y bloqueo de vías de acceso a Cumaribo (Vichada), aseguró en la Radio Nacional de Colombia que están adelantando la protesta porque desde el pasado mes de enero 800 niños se encuentran sin clases, debido a que la Secretaría de Educación no hizo los contratos oportunamente para el manejo de los planteles.
Expresó que la única respuesta que han recibido es que los menores serán trasladados a escuelas de otros municipios del Vichadá, que están a tres horas por tierra de Cumaribo.
Osorio agregó que no levantarán la protesta hasta que no haya una solución al problema por parte de las autoridades educativas departamentales.
La Contraloría cambia las reglas del juego
Alfredo Mora Acosta, secretario de Educación de Vichada, expresó que todo se debe a una división que se hizo en el contrato que se hacía con el Vicariato Apostólico de Puerto Gaitán para el manejo de 47 establecimientos educativos, ya que por recomendación de la Contraloría se debían manejar por separado las contrataciones para educación y alimentación en los planteles.
Monseñor presiona
Esta decisión no cayó bien al monseñor Rozo, quien señaló que si no se le entregaban los contratos de educación y alimentación no seguiría prestando el servicio. Además, ordenó evacuar uno de los internados por la no firma del contrato.
La Secretaría de educación en el medio de la disputa
El funcionario expresó que no encuentra razón justificable al cese de actividades de los estudiantes y que la Secretaría está cumpliendo a cabalidad con lo que debe cumplir y no se está negando absolutamente nada.
Es delicada la posición del Secretario de Educación. Debe hacer cumplir las disposiciones del estatuto de contratación, sugeridas por la Contraloría, y por otro lado lidiar con la amenaza del Vicariato de cerrar las puertas a los planteles que maneja en la actualidad si no accede a sus peticiones y con las manifestaciones de los docentes en este municipio.
Como funcionario público debe acatar estas recomendaciones de la Contraloría y no ceder a presiones del Vicariato para ser favorecidos en la contratación.
Infraestructura deficiente para afrontar la crisis
Vichada no tiene suficientes recursos para infraestructura educativa. Es por esto que acude a entidades privadas, como el Vicariato, para manejar una parte de la misma, con el objeto de brindar cobertura, pero esto tiene un costo elevado para el departamento y condiciones a veces insostenibles.
No hay que negar que por años la educación en manos de la Iglesia Católica ha dado mejores resultados que en manos del departamento, en lo que administración se refiere, pero la calidad educativa, al brindarla docentes pagados por el departamento, sigue intacta. Lo que si se afectan son las condiciones en las que se imparte la misma, ya que una reubicación a gran escala, en las condiciones actuales y con la infraestructura insuficiente, tiende a deteriorarse.
Posibles soluciones
Tres puntos de inflexión se necesitan para una salida pacífica a esta crísis y que no se sigan perjudicando los estudiantes, que a la final son los más importantes
Primero, que todos los sectores afectados soliciten ayuda del Gobierno central para establecer un acuerdo de inyección de recursos para invertir en infraestructura educativa, ya sea para mejorar, ampliar los establecimientos existentes, o hacer nuevos y poder hacer una migración si pérdida de calidad en el menor tiempo posible. Existen muchos mecanismos, como Ley 21, entre otros, que pueden generar recursos a partir de proyectos presentados por los planteles educativos, y los recursos se direccionan al establecimiento, para evitar trámites burocráticos y políticos
Segundo, que el Vicariato no presione a la comunidad y al Departamento a que si no se aceptan sus condiciones, desaloja todos los planteles educativos, ya que esto es una falta de compromiso con la educación departamental, que por años ha liderado, y más bien establezcan plazos para la migración, previo acuerdo con los demás sectores
Y por último, los docentes pongan de su parte y prioricen los intereses colectivos de los estudiantes por encima de los individuales, (por las eventuales reubicaciones docentes que pueda generar esta situación) y lleguen a un acuerdo con la Secretaría de Educación, para que no se afecte ningún derecho fundamental, pero en un marco de flexibilidad, tolerancia y anteponiendo la calidad de la educación (que le brindan a los estudiantes), el cual permita darle cumplimiento a lo establecido en la ley
Con la tecnología de Blogger.