Tras las huellas del Jaguar

Ecovichada
Autosdeprimera- El piloto colombiano Gustavo “Tigrillo” Yacamán abordo de una Ssagyong Actyon Sports, llegó a lo más profundo del departamento del Vichada, hasta la reserva Bojonawi, en una expedición de siete días que buscaba promover la captura de partículas de CO2 en Colombia y la defensa del símbolo regional: el jaguar.
Después de una travesía de más de 20 horas partiendo de la ciudad de Bogotá, el piloto colombiano condujo la camioneta 4x4 de Ssangyong por las trochas rumbo a Puerto Carreño en lo que se constituye el inicio de sus primeras acciones ambientales en representación de su Fundación Admira la Vida, a través de la cual quiere mostrarle a Colombia y el mundo la importancia del cambio climático y emprender iniciativas para proteger especies nativas en vía de extinción.
Esta aventura cuenta con el apoyo de importantes marcas como Ssangyong quien puso a disposición de la fundación dos camionetas Actyon Sports y sus principales metas son la conservación del jaguar y la construcción de centros de captura de CO2.
En el vehículo de Yacamán viajaban el también piloto Sebastián Moreno y el ecólogo Fernando Trujillo, director de la Fundación Omacha y abordo de la segunda camioneta se encontraban Yesid Pamplona, antiguo jefe de prensa de Yacamán, su esposa Rosita Sánchez, su hijo conocido como “el Chiqui” y el mecánico de confianza de Yacamán, Isauro Rodríguez. Paralelo a las intenciones ecológica de la expedición, había un interés adicionalq ue era el de demostrar la fortaleza y versatilidad de estos vehículos coreanos que llegaban por primera vez a lugares de Colombia donde nunca había llegado un vehículo de esta marca ya que era un terreno dominado por las marcas tradicionales del segmento de los todo terreno.
La Reserva Natural Bojonawi, protegida por la UNESCO, fue elegida por la Fundación Omacha y la Fundación Panthera como el punto de partida de acciones como: Compensación de CO2, Reducción de la huella de carbono, recuperación de hábitats en deterioro, protección de especies en vía de extinción y generación de campañas en contra del tráfico ilegal de especies.
La tecnología predominante que poseen los vehículos Actyon Sport como es GPS, computadores, cámaras, su balanceado motor que reporta un consumo de combustible de 52 kilómetros por galón, hicieron que el recorrido llano adentro, donde la tecnología es cada vez más escasa, fuera más fácil y llevadero.
Los difíciles terrenos, producto del invierno y del tráfico pesado, fueron superados gracias a los trabajos efectuados en la suspensión de los vehículos por parte de la marca coreana Power 4x4.
Como consecuencia de este viaje, quedaron listos y construidos los viveros de Ssangyond, Coéxito y Carreras Limpias en la Reserva, lo que forma parte del proyecto de Yacamán, que es el único piloto en el mundo que hace su temporada automovilística libre de CO2. La expedición sembró los primeros árboles alrededor del hábitat del jaguar para protegerlo de la ampliación de zonas de cultivos y de incendios provocados que no tienen en cuenta el hogar de las especies que viven en la zona.
El objetivo a largo plazo es convertir esta zona de 4800 hectáreas en un refugio natural que albergue especies como el jaguar, el tigrillo, las dantas, micos, loros y millares de insectos controladores biológicos. De igual forma, el objetivo es que por cada 8 hectáreas sembradas se puedan capturar 1000 toneladas de CO2 liberadas a la atmósfera.
La primera misión impuesta por Yacamán para proteger el medio ambiente fue todo un éxito, en Bojonawi quedaron los primeros pasos para un centro de captura de partículas de carbono, que iniciará con la protección de un bosque que es el hogar del jaguar.
Con la tecnología de Blogger.