Crisis en el Hospital de Puerto Carreño

La tercera poco más de 10 años
Hace dos meses se presentaron una serie de manifestaciones en Puerto Carreño por causa de los deteriorados servicios de salud. Curiosamente muchos de los líderes de estas manifestaciones eran docentes y no personal del hospital. Y más raro aún es que Fecode haya hecho la publicidad de este incidente y no los sindicatos de trabajadores de la salud, que son los verdaderos afectados, ya que les adeudan varios meses de salario a los trabajadores de esta entidad.
Dejando de lado estas inconsistencias y concentrándonos en la crisis, en la entrada del Hospital San Juan de Dios de Puerto Carreño, aún se encuentra la marca dejada por estas manifestaciones, la cual dice textualmente: "Por qué contratan con IPS privadas y no con el Hospital E.S.E como lo ordena la Ley".
Es una pregunta que no necesita respuesta. Ya está intrínseca dentro de la misma. Y si bien es muy cierto lo que exigen los manifestantes, hay muchos puntos que no mencionaron y que tienen igual o mayor importancia que sus demandas.
Para explicarlos intentemos dibujar el siguiente escenario. Supongamos por un momento que la manifestación fue un exito rotundo y que los entes estatales encargados de manejar los recursos económicos de la salud accedieron a las peticiones de los manifestantes. Expandamos nuestra imaginación un poco más y presumamos que el propio Presidente de Colombia, al ver esta situación se conmovió y destinó una partida presupuestal de 1 billón de pesos para el Hospital San Juan de Dios. Imaginen la cifra por un instante. La escribiré en números: 1.000.000.000.000. Son demasiados ceros como para financiar cientos de hospitales. Pero eso solo será para el Hospital de Puerto Carreño.
Será entonces que con esta mega millonaria inversión y el apoyo económico y político de todos los sectores departamentales y nacionales, la prestación de los servicios de salud en el Hospital, mejorarán?.... La respuesta es NO. Pero, por qué?. Muy simple. El dinero no compra calidad humana, no compra un buen servicio y atención al usuario; no elimina la corrupción administrativa o el burocratismo, sino los agrava.
Entonces; el problema es de mal manejo???
No es solo plata lo que necesita el Hospital de Puerto Carreño. Estoy seguro que muchos de nuestros lectores han visitado hospitales con menos recursos que los del San Juan de Dios de Carreño, pero con un excelente servicio y mucha calidad humana. Que no tienen ni para una aspirina, pero el trato es eficiente y amable; y que no tardaron 3 horas para sacar una cita para sus familiares y cuando llegaron a la ventanilla le dijeron "Solo damos una cita diaria por cada miembro de la familia. Vuelva mañana, haga la fila nuevamente para los demás". O que no mueren por causa de un mal o tardío diagnóstico, aplicación errada de algún medicamento, o simplemente donde el padecimiento humano tiene relevancia y prioridad.
Hospitales de calidad, que cuando un ser humano (insisto: un ser humano; no un paciente) ingresa por urgencia, es el médico (o en su defecto una enfermera con experiencia) quien valora la urgencia y no el celador de turno o la cajera, como sucede habitualmente en nuestro querido Hospital San Juan de Dios E.S.E que hoy tanto defendemos.
El principio universal es: "Para recibir, primero hay que dar".
Instamos entonces a los líderes de estas manifestaciones, que si van a hacer reclamos sobre la salud, le exijan también a los directivos del Hospital San Juan de Dios de Puerto Carreño, que eliminen de sus prácticas habituales, el burocratismo, la corrupción administrativa y sobre todo la pésima calidad del servicio y el paseo de la muerte; algo que tiene socavado también al mismo personal medico y de enfermeras que allí labora, en una especie de efecto boomerang.
El Hospital San Juan de Dios de Puerto carreño, Vichada, con el paso de los años ha perdido certificaciones de calidad y prestigio. Y no es la primera vez que atraviesa por una crisis económica que provoca su cierre temporal, como afirman muchos de los manifestantes. En 1999 y luego en el 2005 sucedió algo similar a los hechos actuales. Pueden consultar el siguiente artículo AQUI, publicado por El Tiempo, y escrito por el periodista radial Roberto Albornoz.
Lo que a veces sucede es que en el Vichada no tenemos memoria.
Con la tecnología de Blogger.