La aguja en el pajar

Viene marzo y con él, la elección del nuevo congreso de la República. Por ende antes de tomar una determinación en favor de uno u otro, bueno es, analizar las propuestas de Senado y Cámara, tendiente a escoger la que más convenga al futuro del departamento y la nación. Puesto que es responsabilidad no sólo del aspirante, sino también del ciudadano la misión de contribuir al bienestar integral del país, haciendo uso racional de su voto al momento de elegir a quien ha de representarlo en la célula Congresional durante el próximo cuatrienio. Hoy, que ya se conocen las listas de Cámara por el Departamento del Vichada, encontramos razones substanciales para iniciar un debate en torno de los candidatos que las integran, en procura de salir airosos en el pandemónium de opiniones y críticas que se tejen al interior de la campaña electoral.
Mientras los nombres de algunos candidatos son ya bien conocidos, otros apenas asoman como principiantes en la puja por alcanzar la anhelada credencial. Habrá, quienes siguiendo el mal ejemplo abriguen la esperanza de salir de pobres. En tanto que los desvalidos de argumentos que el cargo exige, aspiren por lo menos adelantar una carrera profesional para estar a la altura del debate legislativo, puede verse en esto algún grado de responsabilidad.
También están los que nunca se quieren ir, porque creen que le han hecho mucho bien al departamento y su misión todavía no ha concluido. Tampoco falta el que pretende reciclar su nombre a través de un amigo o pariente cercano, convencido que el elector de ayer, aún sigue anclado en su pasado de tonto. Pero también está la juventud llena de fe y entusiasmo por ganar un espacio en el intrincado camino de la política, puede ser que no tenga toda la experiencia, pero se evidencia en ella ausencia de sectarismos y resabios.
Y, los indígenas que cansados de cargar ladrillo buscan una representación en la Cámara para defender y dignificar sus etnias. También los que con sentido de pertenencia defienden la inclusión de los habitantes del Vichada en los grandes proyectos que beneficien al departamento y la región.
Ahora, veamos otra realidad: el Vichada cuenta con un potencial de 35.658 electores, incluidos los 2.588 de nuevos inscritos. Sin embargo el alto índice de abstención nacional se ve reflejada en el territorio vichadense, donde la abstención ha alcanzado hasta un 65%, debido a factores que tiene que ver con la poca motivación, la dificultad en el transporte, la crisis económica, la inseguridad y la poca credibilidad en la política, de donde se infiere que dos años después de la última elección a duras penas estaremos alcanzando los 14.000 sufragios.
Siguiendo el corte, 6 partidos políticos acudieron a la Registraduría a inscribir sus candidaturas para un número igual de listas por la circunscripción de Cámara en el Departamento del Vichada. En estas 6 listas se resume el espectro político del departamento con un total de 18 aspirantes.
Apertura Liberal, sigue de la mano del Representante más antiguo del llano y la orinoquia, denota cierto cansancio en su estructura y aunque su gestión ha ganado prestigio nacional en lo local no le ha ido bien, toda vez que ha perdido consecutivamente la alcaldía de La Primavera, donde se supone está su principal bastión electoral. Sin embargo mucho cuidado, pues la experiencia y la sagacidad del Representante son argumentos para tener en cuenta.
Partido de la U, después de haber perdido la Gobernación por un fallo del Consejo de Estado, su fuerza se atomiza en un Directorio impuesto a golpes de sables y tambores, invirtiendo el significado de la U, hasta convertirla en una n de nada, pues ninguno de los candidatos que hoy integran la lista fueron miembros activos del partido.
Cambio Radical, encabezado por 2 indígenas de la región y un colono, se eminencia como una de las fuerzas con mayor opción para ganar una curul, si se consulta el potencial electoral indígena que hay en el departamento y de colonos que lo siguen.
Alianza Indígena de Colombia (AICO), que debería despuntar en las encuestas por ser la única lista con sello propio indígena, se le ve un tanto rezagada, pues su reacción tardía vino acompañada de improvisación y falta de liderazgo. Ojala su incursión no termine acabando con la ilusión de los indígenas de llegar al Congreso.
Partido Liberal Colombiano, la combinación de juventud, experiencia y funcionalidad social hacen visible su ventaja frente a las otras listas inscritas, aparte que cuenta con gobierno departamental y 3 alcaldías, resulta ser el más beneficiado por las controversias suscitadas en los otros partidos.
Movimiento Mira, siendo que su gestión es una de las mejores del Congreso, el MIRA en el Vichada no ha logrado calar la conciencia de los vichadenses, como para ganar la voluntad de la mayoría de los electores.
Así las cosas, que nadie venga a decir ahora que no hay por quién votar, pues los hay de todos los colores y para todos los gustos, eso sí, vaya uno a saber en cual macolla se esconde el próximo ganador.
Por Elias Hurtado Rivera
Con la tecnología de Blogger.