Loading...

miércoles, 31 de marzo de 2010

Caos en Cumaribo, Vichada

Llanera.com/Pepitorias Blog- La muerte de un paciente cada semana, por falta de atención médica, tiene preocupados a las directivas del centro de salud de Cumaribo en el departamento del Vichada.
La crítica situación económica es tan asfixiante, que ante la falta de recursos para la compra de algodón y gasa o esparadrapo, los galenos y enfermeras se ven obligados a utilizar cinta aislante, de la que se usa para cubrir cables, como sutura en algunas heridas. El centro asistencial no cuenta con medicamentos, ni suministros, no hay personal médico, para atender una población de 12 mil personas, que en un 98% son pertenecientes a grupos indígenas de la región.
Sobre el particular el gerente del centro hospitalario de primer nivel, Jorge Eduardo Díaz Peralta, aseguró al Noticiero del Llano, que ni las EPS, ni la administración municipal, no la Gobernación del Vichada, le giran recursos al hospital, lo que lo tiene sumido en la peor crisis.
De otra parte indicó el funcionario, que la muerte semanal de los pacientes, es debida también a las dificultades para trasladarlos a otras ciudades como Villavicencio, pues sólo hay 3 vuelos semanales y las empresas aéreas, ya no le dan los pasajes a crédito al hospital de Cumaribo.
25 niños mueren de hambre en el departamento de Vichada
La muerte por hambre de 25 menores en Cumaribo, Vichada, confirma las denuncias hechas por esa comunidad en abril sobre las consecuencias que tendría reanudar fumigaciones para destruir cultivos de coca.
El anuncio hecho por Cantalicio Moroy, Gobernador indígena de la comunidad Barranco Siare , ubicada en el municipio de Cumaribo, Vichada, sobre la muerte de 25 niños por hambre, confirmó las denuncias hechas por esa comunidad en abril pasado sobre las consecuencias que traerían las fumigaciones en ese municipio.
A pesar de varios requerimientos hechos por una comisión de esa comunidad en abril pasado a entidades como la Defensoría del Pueblo y Acción Social para gestionar la no reanudación de las fumigaciones a cultivos de uso ilícito, esta comenzó en abril con los mismos efectos nocivos para la comunidad: destrucción de los cultivos de 'pancoger' -con los que se alimentan las comuniades-y afectación económica. El resultado, una nueva hambruna que cobra las vidas de 25 niños y tiene en grave emergencia a esa comunidad, sitiada por una selva inhóspita de la que solo se puede salir cuando cesan las lluvias y baja el caudal de los rios y caños que la rodean..
La carta enviada en abril relataba como en 2007 las fumigaciones produjeron una terrible hambruna de la que los habitantes de Cumaribo solo pudieron escapar en enero pasado cuando el verano les permitió a cerca de 5.000 personas salir desplazadas hacia la capital, Puerto Carreño y la ciudad de Villavicencio, departamento del Meta.
En esa misiva los miembros de la comunidad Barranco Siare anunciaron lo que pasaría si el gobierno continuaba fumigando “Las consecuencias de la fumigación, además de la devastación en los cultivos sería la contaminación de las fuentes de agua como el río Uvá y sus afluentes, afectando especialmente la salud de niños y madres gestantes”.
La comunidad solicitó también conformar una comisión interinstitucional que viajara a la zona para conocer de primera mano la problemática y mediar con el Gobierno para encontrar soluciones urgentes. Pero nadie hizo el menor caso y las consecuencias están de nuevo ahí.
Teleorinoco, Actualizado en: 10:15
Escrito por: TeleOrinoco Noticias
 
© 2014 TeleOrinoco.Derechos Reservados | Powered by Maravento Studio
Design by psdvibe | and Bloggerized By LawnyDesignz and Novatoz