Habitantes de Puerto Carreño temen por la interconexión eléctrica

El Tiempo- "Si el gobierno venezolano quiere hacer daño a los colombianos en esta parte de la frontera, sólo con 'bajarnos el taco' nos haría retroceder 10 años", dijo funcionaría de la alcaldía del municipio.
"Afectaría gravemente a los comerciantes y las actividades de las oficinas públicas, que ya han digitalizado sus bases de datos. Policía y Ejército no tendrían problemas porque tienen sus plantas de energía", afirmó el funcionario. Por su parte el gobernador del Vichada, Juan Carlos Ávila, dijo que su departamento está preparado para un cierre de frontera.
"Estamos preparados para una crisis porque nuestra economía ya no depende del mercado venezolano. Un 80 por ciento de los productos que consumimos son colombianos. Cerveza y gasolina son venezolanas", afirmó.
Ávila anunció que para fortalecer más esa economía agrícola y estar 'blindado' para un eventual cierre de frontera, creará la Secretaria de Agricultura para dar apoyo técnico a los campesinos del departamento.
Con la tecnología de Blogger.