Con sus líos jurídicos, mandatarios se llevan por delante el desarrollo de las regiones

El Tiempo- Tres de los siete departamentos de la Orinoquia (Arauca, Guaviare y Vichada) tienen hoy mandatarios diferentes a los que eligieron sus habitantes en octubre del 2007. Esos gobernantes no alcanzaron ni a completar la mitad del tiempo para el cual fueron elegidos.
Uno salió por orden de la Procuraduría General de la Nación, el otro está detenido por orden de la Fiscalía General y el tercero dejará el cargo por un fallo de la Sala Quinta del Consejo de Estado que le revocó su elección. El triunfo que lograron se fue esfumando en los estrados judiciales a donde tuvieron que ir a dedicar parte de su tiempo para defenderse de los juicios que se iniciaron por inhabilidades y acciones por fuera de lo legal.
La situación no es nueva en la región. En el periodo constitucional 2004-2007 no terminaron su periodo los mandatarios de Meta, Edilberto Castro, y Casanare, Miguel Ángel Pérez, quienes fueron a la cárcel; mientras que el gobernador de Guaviare, José Alberto Pérez, aunque terminó su mandato tuvo problemas jurídicos que por poco lo dejan por fuera de la Gobernación. Para analistas económicos, políticos y catedráticos, la planeación y ejecución de los Planes de Desarrollo son los principales afectados por los cambios de gobernadores, como en el caso de Arauca, donde el lunes inicia su periodo el cuarto mandatario en menos de dos años.
Rafael Gutiérrez, analista económico, sostuvo que los periodos de ingobernabilidad lo único que dejan son situaciones conflictivas que repercuten en el manejo político y económico de las zonas administrativas involucradas. Precisó que Villavicencio aún no se repone de la inestabilidad gubernamental que vivió la durante el anterior periodo constitucional, época en la que tuvo hasta 13 alcaldes. "Fueron cuatro años en los que no se hizo nada y con ello la que perdió fue la ciudad", dijo Gutiérrez, ex asesor económico de la Cámara de Comercio de Villavicencio (CCV).
En la misma postura está Carlos Cano, presidente del Concejo Territorial de Villavicencio, quien dijo que los males causados por la inestabilidad gubernamental son difíciles de medir y cuantificar. "Esos líos conllevan a que los electores de cada uno de los siete departamentos que constituyen la Orinoquia voten a conciencia para lo cual deben conocer muy bien la persona por la que sufragan en cualquier cargo de elección", dijo Cano. Lo que ha pasado en los últimos ocho años da cuenta de que los electores de la Orinoquia no han tomado conciencia sobre la importancia del voto. "Cuando esa equivocación se presenta es el departamento el que sufre por la poca responsabilidad con la que los electores van a sufragar", dijo Gutiérrez. Puntualizó que los problemas no sólo se reflejan cuando se da la ingobernabilidad, sino que va más allá.
El catedrático y ex director del Comité Asesor Regional de Comercio Exterior (Carce), Eduardo Perdomo, aseveró que para no cometer equivocaciones "el elector tiene que darse cuenta muy bien por qué persona va a votar, recordar que no lo deben hacer por un candidato del que se sabe que va a tener líos porque con ello lo que se hace es generarle problemas a la región".
El secretario de Gobierno de Arauca, Henry Colmenares, sostuvo que los cambios de mandatarios generan obstáculos como la parálisis de una administración, en especial por la no ejecución de obras que la región o ciudad reclama.
A escrutinios
Los escrutinios del Tribunal Superior de Villavicencio definirán si Juan Carlos Ávila Juanías asume la gobernación en Vichada, por el Partido Liberal. El ex delegado departamental de la Registraduría Nacional del Estado Civil, Luis Bernardo Franco, dijo que corresponderá al Tribunal Superior de Villavicencio conformar la comisión escrutadora que se encargará de hacer el recuento de los votos depositados en la inspección de Matavén, jurisdicción del municipio de Cumaribo (Vichada). Igualmente, será ese alto Tribunal el que defina la fecha en la que se harán los escrutinios ordenados por el Consejo de Estado.
Por su lado, el posible nuevo gobernador del Vichada, Juan Carlos Ávila Juanías, anunció que su disposición es la de no perder más tiempo en la ejecución de proyectos que beneficien a su departamento. Puntualizó que con ello lo que busca es ganar tiempo y recuperar el año y medio que dejó de trabajar, por los problemas que tuvo que enfrentar con el actual mandatario, Blas Arvelio Ortiz Rebolledo.
Ávila Juanías y Ortiz Rebolledo se disputan el cargo de gobernador de Vichada y su escogencia saldrá de los escrutinios que ordenó realizar la Sala Quinta del Consejo de Estado. Tras ese recuento se conocerá el nombre del mandatario del Vichada.
Con la tecnología de Blogger.