Que el Diablo entre y escoja

El día que comprendí el significado de "parásito". Así inicia una de las anécdotas que cuenta un usuario de la banca en el sitio Banquejas.com, con presencia en Facebook, que le expone al mundo la crueldad de los bancos en Colombia, y el consentimiento del Gobierno para que estas entidades literalmente hagan lo que se les de la gana con la población.
"Hace algunos meses mi hijo que trabaja en otra ciudad me envió su tarjeta débito y la clave para que le retirara 4 millones de pesos, yo fui al banco, la señorita me dijo que aunque yo tenia la clave de la tarjeta, ella no me podía entregarme esa cantidad, solamente lo hacia si venia el titular, (cosa que el no podía hacer porque estaba en una clínica) "Retírela por el cajero" Me dijo. Tuve que hacer 14 retiros ya que el cajero no daba sino hasta 300 mil pesos. El valor por esos 14 retiros fue $ 42.000 o sea mas del 1% del valor del dinero sacado"
Otro caso explica: "Al efectuar retiros por el cajero, en el antiguo CONAVI, no tenía ningún costo. Pero Bancolombia compró a este banco, y todo retiro que hagas por cajero vale $1.600. si hacemos cuentas, por un retiro de $20.000 equivale al 8%. Si retiras $50.000, equivale al 3,25% y si retiras $100.000 equivale al 1,6% de costo financiero. Estos valores son completamente abusivos y usureros. Ahora cualquier consulta por cajero, así sea por el saldo, tiene un valor; y para evitar problemas legales, el cajero primero le pregunta al cliente: "Esta operación tiene un costo; desea continuar?.. Pues lógico, si se necesita el dinero, obligatoriamente se autoriza el retiro.. Cuanto dinero en forma usurera se ganan los bancos.... y sin hablar del 4X1.000"
Un ex-empleado, declaró: "Trabaje durante dos años para el Banco Santander y debo decir que perdí mis ilusiones en el trabajo allí. Sufrí maltratos de mis superiores, humillaciones, horarios inhumanos (llegue a trabajar casi 18 horas en un día) y poca disposición de recursos humanos ante mis quejas. Realmente llamo a todos los colombianos a no depositar su dinero en eeste banco que nos hace pasar penas a sus empleados."
Ante esta realidad, nos preguntamos: ¿Qué sucedió con la tan cantada "responsabilidad social" de los bancos"?. Pues poco hace el Gobierno por hacer cumplir esta norma y por controlar a este monstruo, que sacude los bolsillos de los colombianos día tras día, y no conforme los humilla y le quita lo poco que tienen. Y los fallos judiciales de nada sirven.
"En diciembre 2007 pasado le ganamos (a Davivienda), mediante sentencia de un juez de la República de Colombia, un caso de cobro hipotecario al banco Davivienda. En julio del 2008 nos llega una carta solicitando el pago en un término de cinco días, caso contrario el crédito será cedido a un tercero. En nuestro país, uno de los mas violentos del mundo, esos términos pueden significar cosas como que ese tercero sea una "oficina de cobro" del narcotráfico o de paramilitares. Es realmente muy intimidante que un banco no sepa perder y recurra a métodos de cobro extrajudiciales. Y no fui el único en recibir ese tipo de carta"; sostuvo otro afectado.
Y para rematar, hace unos días Sarmiento Angulo, dueño del Grupo Aval y de la mitad de Colombia, le "sugirió" al Gobierno que el impuesto de guerra lo deberían pagar todos los colombianos, algo que el Gobierno acató. Habló el Patrón y el esclavo cumple.
Este es el precio que todos debemos pagar por permitir que la banca financie las campañas presidenciales. La factura no da espera, y siempre le llega a la Casa de Nariño con intereses abultados. Y esto es tan solo la punta de Iceberg
Con la tecnología de Blogger.