Diario británico confimó suspensión de ayuda en derechos humanos a militares de Colombia

Washington (El Tiempo)- The Guardian revela apartes de una carta del Gobierno que plantea la preocupación por los falsos positivos. La medida ya había sido revelada hace una semana por el viceministro de Defensa colombiano.
La versión incluye declaraciones del viceministro Sergio Jaramillo que se declara "extremadamente sorprendido" por la decisión. La medida fue anunciada el mes pasado en una carta del ministro de exteriores David Miliband a la Cámara de los Comunes (parlamento británico) y ya era conocida en Colombia desde entonces, cuando el viceministro Jaramillo la hizo pública.
"El gobierno comparte las preocupaciones de que oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas de Colombia se han visto involucrado o permitido estos abusos. Nuestro programa bilateral de Derechos Humanos con Colombia se dará por terminado ", dice la carta.
El proyecto incluía un programa para la eliminación de minas antipersonales que venía funcionado desde el 2000 y uno de entrenamiento en DD:HH: que comenzó en el 2006. Juntos sumaban unas 190.000 libras esterlinas, unos 300 mil dólares anuales.
Aunque la cifra es pequeña, Jaramillo declaró al diario que la suspensión era un "golpe severo" de quien consideraban un "gran aliado". La semana pasada, el viceministro Jaramillo señaló que este tema ha sido conversado con las autoridades británicas, a las que se les informó que el Ministerio de Defensa ha sido la entidad que ha denunciado públicamente las violaciones a los derechos humanos.
A finales del año pasado el gobierno colombiano tuvo que reconocer, tras diversos reportes de la ONU y ONG que personal del ejército había permitido y ejecutado la práctica de los falsos positivos, es decir, presentar a civiles como guerrilleros muertos en combate. 
Más delicado aún existen reportes que de asesinatos extrajudiciales de civiles que luego fueron vestidos con uniformes de la guerrilla, casos conocidos en el país como 'falsos positivos'. Este caso provocó hace un mes que el senador Patrick Leahy mantuviera congelados más de 70 millones de dólares en ayudas para el Ejército.
Gran Bretaña también anunció que seguirá trabajando con algunos miembros del ejército en operaciones anti drogas y que seguirá con el programa de desminado pero a través de la ONU.
Con la tecnología de Blogger.